Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 16 de Julio de 2019

Otras localidades

Comienza el juicio contra el padre Román ante el clamoroso silencio de la Iglesia

Comienza el juicio por el supuesto caso de abusos sexuales sobre el que la Curia aún no se han pronunciado a pesar del impulso del Papa

El arzobispo de Granada pidió perdón a la Iglesia de este modo en la misa de la Catedral por el caso Romanones /

El padre Román, único acusado en el caso judicial de supuestos abusos sexuales en la Iglesia de Granada, declarará este lunes en el juicio que comienza en la Audiencia de Granada dos años después de que estallara el escándalo en el seno de la Iglesia de Granada. El caso llega a la justicia civil para ser juzgado mientra nada se sabe de la investigación llevada a cabo por la justicia canónica.

La institución, tanto desde Granada como desde el Vaticano, guarda silencio mientras los sacerdotes que en su día fueron encausados aunque luego quedaron fuera del sumario por prescripción de los supuestos delitos, siguen ejerciendo con normalidad en sus respectivas parroquias. Este silencio contrasta con el ímpetu inicial del asunto que saltó a la justicia civil porque el propio Papa Francisco así se lo recomendó al joven denunciante, Daniel, que contó por carta su caso al pontífice. Francisco habló con él por por teléfono en dos ocasiones.

Lo cierto es que la Iglesia ha cubierto el caso con un manto de silencio, el mismo que ha tapado también cualquier noticia sobre el proceso interno que sí podría continuar contra la docena de curas y seglares que Daniel inculpó porque el derecho canónico no contempla prescritos los posibles delitos. El mismo silencio que ha dejado en nada las dudas iniciales sobre el proceder en este caso del arzobispo de Granada, monseñor Martínez, quien - por cierto- tendrá que comparecer en el caso como testigo.

El joven denunció en la Fiscalía en octubre de 2014 los supuestos abusos a los que, según su versión, fue sometido cuando era menor de edad, desde los 14 a los 17 años de edad. Inicialmente los acusados fueron doce, diez curas y dos seglares, aunque finalmente solo se sentará en el banquillo el padre Román.

Petición fiscal

El juicio, que se prolongará durante nueve sesiones, comenzará este lunes en la Audiencia de Granada con una petición fiscal para el padre Román, único acusado, de nueve años de prisión por un delito de abuso sexual a un menor. Por la sala pasarán nada menos que 40 testigos, incluyendo al arzobispo (el día 10), y catorce peritos de las partes.

Las sesiones comenzarán con la declaración del padre Román, acusado por el Ministerio Fiscal de un delito de abuso sexual continuado, agravado por el resultado de acceso carnal. Le pide nueve años de prisión, prohibición de aproximarse a menos de 100 metros al denunciante así como prohibición de comunicarse con él durante diez años. Como responsabilidad civil, se le pide una indemnización al denunciante de 50.000 euros por daño moral.

La acusación particular, que ejerce el letrado del denunciante, pide para el Padre Román 26 años de cárcel por tres delitos de abuso sexual y la misma indemnización. La acción popular a cargo de la Asociación Pro Derechos del Niño y la Niña (Prodeni), acusa al sacerdote de un delito continuado de agresión sexual, con intimidación, violencia y prevalimiento y con acceso carnal, por lo que le pide 15 años de prisión.

La defensa del cura quiere su absolución y que se solicite la nulidad del expediente canónico abierto inicialmente por el Arzobispado de Granada y seguido después por la Curia vaticana.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?