Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 20 de Febrero de 2020

Otras localidades

¿Eran vegetarianos los Neandertales de El Sidrón?

Los últimos análisis muestran que comían setas, piñones y musgo, pero no carne. Además se medicaban con hongos como el ‘Penicillium’ y con la corteza del Álamo que contiene ácido salicílico. La revista ‘Nature’ publica los nuevos hallazgos del equipo del CSIC

Los Neandertales de El Sidrón tenían una dieta más variada que otros congéneres /

Los análisis del material genético hallado en el sarro de las mandíbulas de los habitantes de la cueva de El Sidrón han permitido conocer la dieta de estos 13 individuos que habitaron los parajes de Piloña hace casi 50.000 años. Su dieta incluía setas, piñones y musgo, pero no se han encontrado restos de carne, algo que ha sorprendido a los investigadores, ya que se les consideraba predominantemente carnívoros, hecho que había quedado demostrado en excavaciones realizadas en Bélgica, donde se habían encontrado restos de carne entre los dientes del individuo Spy II, además de fósiles de grandes herbívoros, hallados a su lado. Probablemente los habitantes de El Sidrón llevaban una dieta mucho más variada, compuesta por menos carne y con más variedad de vegetales, que otros congéneres.

Antonio Rosas, paleoantropólogo del CSIC, habla acerca de los últimos hallazgos en El Sidrón

Estos nuevos hallazgos acaban de ser publicados en el último número de la revistaNature, y han sido firmados por el Paleoantropólogo del Museo Nacional de Ciencias Naturales, Antonio Rosas; el genetista Carles Lazuela –Fox, de la Universidad Pompeu Frabra y el arqueólogo de la Universidad de Oviedo, Marco de la Rasilla.

Aspecto de las excavaciones que se realizaron en la cueva de El Sidrón / Equipo de investigación de El Sidrón

Las pruebas de ADN se han realizado sobre los restos de dos individuos, una mujer adulta y un varón. Este es, además, un viejo conocido de los investigadores. Se dedicaba a retocar los filos de sus herramientas de piedra con la boca lo que le llegó a producir desconchones en la dentina de sus dientes superiores. Precisamente ha sido el estudio de su sarro el que ha aportado otro dato importante: se medicaba. “Entre sus piezas dentales se han encontrado secuencias de un patógeno productor de problemas gastrointestinales y fuertes diarreas. También padecía un absceso dental, lo que debía producirle intensos dolores”, nos dice Antonio Rosas, que nos ha acompañado en Asturias Hoy por Hoy.

Entre el sarro de este neandertal se ha podido identificar la presencia de ADN del hongo Penicillium, un antibiótico natural, y Álamo, cuya corteza, raíces y hojas contienen ácido salicílico, el ingrediente activo de nuestra aspirina. Este hallazgo viene a confirmar los resultados de investigaciones anteriores que ponían de manifiesto que los habitantes de estas cuevas, hace 50.000 años ya conocían las propiedades curativas de algunas plantas. De hecho, tomaban Camomila y Aquilea para, posiblemente, aliviar las digestiones pesadas.

El arqueólogo de la Universidad de Oviedo, Marco de la Rasilla, habla sobre El Sidrón

Y es que las mandíbulas de los habitantes de El Sidrón están dando para mucho. Entre el sarro de sus dientes se ha podido recuperar el genoma completo más antiguo de un microorganismo, la arquea Methanobrevibacter Oralis, clasificada ya como subespecie Neandertalensis. No se han encontrado pruebas de cruce entre individuos Neandertales y Sapiens, como parece haber ocurrido en la zona de Siberia.

Estos éxitos obtenidos por el equipo investigador de la Cueva de El Sidrón vienen a demostrar el acierto que en su día supuso la excavación limpia que se llevó a cabo, un método pionero mediante el que se pudo evitar la contaminación de la excavación con ADN humano moderno. De esta manera se ha logrado extraer ADN mitocondrial y nuclear a partir de dientes y restos óseos de los 13 individuos que habitaron la gruta.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?