Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 20 de Julio de 2019

Otras localidades

Testigos acusan al padre Román

Dos jóvenes han acusado al cura y a su entorno de prácticas extrañas como ducharse juntos y desnudos en un pequeño baño e intercambiarse besos en el cuello

Declaración de una testigo este jueves en el caso Romanones. /

Cuarta sesión del juicio del caso Romanones. Turno para los testigos de la Fiscalía. Dos jóvenes que coincidieron con el denunciante de abusos sexuales en la parroquia del padre Román han acusado al cura y a su entorno de prácticas extrañas para un grupo de sacerdotes, como ducharse juntos y desnudos en un pequeño baño e intercambiarse besos en el cuello.

Uno de los jóvenes ha explicado al tribunal que cuando fue invitado por el grupo para pasar un fin de semana en la casa de Los Pinillos, en Pinos Genil, el padre Román le presionó para que durmiese con él en la misma cama.

Este mismo joven, que ha incurrido en alguna contradicción, ha dicho que abandonó la parroquia cuando notó comportamientos impropios de un grupo de curas. Ha declarado que el padre Román se acercaba en exceso a él y que le tocaba el muslo bajo la mesa camilla, aunque no sufrió ningún tipo de abuso.

Otro joven ha dicho que vio en unas de las casas del acusado cómo salían de un pequeño baño cuatro curas jóvenes y todos ellos desnudos. Además, ha asegurado que en otra de las viviendas del padre Román, este cura intentó tocarle sus partes íntimas estando él duchándose tras llegar de hacer deporte. Dice que cuando abrió la cortina del baño, allí estaba el cura que intentó realizarle tocamientos, aunque él se lo impidió.

Cuando el caso saltó a la opinión pública, en el otoño de 2014, este joven fue entrevistado en "Hora 25" y ya contó este episodio que hoy ha reiterado ante el tribunal.

El primero de los jóvenes ha declarado, además, que conoció comentarios en el barrio del Zaidín sobre el excesivo acercamiento del cura a los niños. Sin embargo, una amiga del joven denunciante, David, con la que éste se asesoró antes de denunciar a Román, ha dicho que nunca escuchó ningún comentario negativo sobre el sacerdote. La misma testigo ha dicho también que cuando David le contó a ella lo que había sufrido en la parroquia, el testimonio del joven fue firme.

Otro joven que denunció en su día haber sufrido abusos sexuales por parte de Román Martínez, aunque la denuncia no prosperó, no ha comparecido hoy en el juicio. Será citado para este viernes también como testigo, día en el que comparecerá el arzobispo de Granada, monseñor Javier Martínez, en la misma calidad.

Antes de comenzar el juicio, el abogado de la acusación popular ejercida por Prodeni, Juan Pedro Oliver, ha expresado su confianza en el resultado probatorio de los testigos y del denunciante.

El fiscal ha destacado a los periodistas las contradicciones de algunos testimonios, incluido el del joven denunciante. Ha explicado que hasta que no escuche a todos los testigos no sabe si modificará la petición de pena de nueve años de prisión.

El joven que denunció los abusos sexuales declaró el miércoles que el comportamiento del grupo era similar al de una secta, reiteró que sufrió vejaciones y violaciones y explicó que tardó en denunciar porque estaba anulado por el único procesado.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?