Últimas noticias Hemeroteca

Una plataforma tecnológica ofrece herramientas para ahorrar energía en Sevilla

La podrán utilizar en una primera fase los vecinos del Casco Antiguo y las empresas municipales

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emasesa y CEMS (Corporación de Empresas Municipales de Sevilla), el Instituto Andaluz de Tecnología (IAT) y la empresa Isotrol han detallado hoy información práctica sobre las aplicaciones del proyecto europeo de eficiencia energética Dareed, que ha sido probado con éxito tanto en esta como en otras ciudades españolas y comunitarias y cuya misión fundamental es propiciar el ahorro de energía tanto en los espacios y edificios públicos como en las empresas y los hogares en general, recurriendo para ello a las Tecnologías de la Información y la Comunicación, TIC. Se trata, en suma, de una plataforma TIC, que recopila datos de consumo y ofrece herramientas y aplicaciones a los usuarios para primero medir y evaluar los recursos energéticos utilizados y después determinar las opciones para el ahorro y, por tanto, la reducción de las emisiones de dióxido de carbono (CO2). El Distrito Casco Antiguo estrenará el proyecto, para posteriormente trasladarse al resto de la capital hispalense.

Durante su presentación en el centro Fiware Zone de Sevilla, sito en el Pabellón de Europa del Parque Científico y Tecnológico (PCT) Cartuja, la delegada de Economía, Comercio y Relaciones Institucionales del Consistorio, Carmen Castreño, ha querido resaltar dos cuestiones sobre el proyecto: una, que su aplicación es eminentemente ciudadana y práctica, para el día a día de los hogares, “a los que puede contribuir en la reducción de sus costes energéticos”, sin olvidar tampoco que cabe utilizar –y así se ha experimentado ya– en edificios municipales; y dos, que es una iniciativa “que surge de la colaboración público-privada para buscar soluciones para los vecinos de Sevilla”.

En el acto, la delegada ha estado acompañada por el presidente de Isotrol, José Luis Calvo, la directora de Territorio Sur de Telefónica, María Jesús Almazor, y el director de Fiware Zone Sevilla, Juan Marcelo Gaitán, además de representantes de la Junta de Andalucía, de la CEMS, del PCT y de empresas del mismo. En él se ha comentado que la participación de las viviendas –en principio del Casco Antiguo– será gratuita y bajo dos fórmulas: la primera, mediante la instalación en los hogares de equipos de medida, cuyos datos serán confidenciales al trasladarse a la plataforma Dareed, y la segunda, introduciendo los datos de forma manual dando de alta el contrato de luz y gas.

Así, el usuario podrá comparar su consumo y gasto económico con los del resto del distrito o con otros periodos temporales, evitar los periodos tarifarios que resulten más caros, conocer si su mayor factura obedece al consumo o al proveedor elegido, realizar simulaciones con instalaciones de energía alternativas y en cuánto se podría amortizar la inversión necesaria, escoger compañía eléctrica o de gas en función de las tarifas, etcétera. “Se trata de un amplio abanico de posibilidades y herramientas que revelan la aplicación práctica y ciudadana del proyecto Dareed”, ha remarcado Carmen Castreño.

“Sumaremos progresivamente los datos de edificios y equipamientos municipales al proyecto para así ir realizando una auditoría energética de los edificios públicos que permita mejorar su eficiencia tal y como aprobó el Pleno municipal”, ha abundado. La herramienta, asimismo, servirá para medir y complementar las distintas acciones del Plan de Acción por el Clima y la Energía Sostenible (PACES) de Sevilla, que tiene como objetivo fundamental una reducción de los gases de efecto invernadero en la ciudad.

Junto a Emasesa, CEMS, el IAT e Isotrol –tecnológica sevillana que ha coordinado y liderado el proyecto–, han participado otras 11 organizaciones públicas y privadas: las tecnológicas alemanas Cleopa GmbH y Open Experience, los ayuntamientos de Cambridgeshire y Lizzanello, las universidades italiana de Bolonia y londinense de Brunel, el italiano Centro de Planificación, Diseño y Tecnología de Materiales, el Instituto de Tecnología de Karlsruher y las compañías Endesa y Enel.

Con Dareed se ha desarrollado un sistema capaz de recibir información procedente de diversas fuentes (iluminación viaria, contadores de edificios y viviendas, baterías, fuentes de energías renovables a pequeña escala como los paneles fotovoltaicos, etcétera) y analizar los consumos energéticos que se realizan, y facilitar los datos y las recomendaciones tanto a los ciudadanos en general como a las eléctricas y a los responsables públicos, involucrando a todos los actores en el proceso de mejora de la eficiencia energética.

La plataforma, por tanto, proporciona una información útil para tomar decisiones orientadas a la optimización del consumo de la energía en las ciudades y reducir el impacto ambiental. Uno de sus principales valores es la capacidad de conectar a tres agentes clave: ciudadanos, gestores públicos y proveedores de energía. Todos ellos utilizan Dareed para monitorizar información relacionada con el consumo de la energía, e interactuar entre sí para aplicar medidas más eficaces para el ahorro energético y económico.

La plataforma Dareed ha sido ya sometida a pruebas en múltiples escenarios de las ciudades de Cambridge (Reino Unido), Lizzanello (Italia) y Sevilla. Concretamente, las pruebas de campo realizadas en Sevilla se han llevado a cabo en siete escenarios distintos del Casco Histórico: las instalaciones deportivas de San Luis y Mendigorría, el mercado de la calle Feria, las sedes de Emvivesa y Emasesa, el centro deportivo La Fundición, un edificio de San Luis, donde se han monitorizado tres viviendas de uso residencial, y el Hotel Bécquer.

Dareed se enmarca en la línea de eficiencia energética para las Smart Cities del VII Programa Marco Comunitario de la Unión Europea. El proyecto comenzó en el mes de septiembre de 2013 y se ha desarrollado a lo largo de 36 meses.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?