Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 11 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Imputado por malversación el hijo de Consuelo Císcar y Rafael Blasco

La jueza sospecha que "se benefició de la trama creada por su madre para promocionar su carrera".

Consuelo Císcar y Rafael Blasco /

 

El juzgado de Instrucción número 21 de Valencia, que investiga el conocido como caso IVAM, ha imputado por malversación al hijo de la exdirectora del Instituto Valenciano de Arte Moderno Consuelo Císcar y el exconseller Rafael Blasco, en prisión por desviar fondos destinados a cooperación.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana, la jueza sospecha que el escultor Rafael Blasco Císcar, de nombre artístico "Rablaci", acrónimo de su nombre y apellidos, "se benefició de la trama creada por su madre para promocionar su carrera".

En este sentido, la jueza ha convocado a Císcar y a su hijo a una vista el próximo miércoles para acordar medidas cautelares.

Esta semana, la instructora ya ordenó el embargo de doce obras, entre pinturas y esculturas, propiedad de Consuelo Císcar para garantizar su decomiso en el caso de que sea condenada, al entender que pueden haber sido adquiridas dentro de la actividad delictiva.

La instructora estimaba así la petición de la Abogacía de la Generalitat y acuerda la medida cautelar sobre estas piezas.

Entre las piezas embargadas figuran siete obras de Carmen Calvo y cinco obras de artistas como Ramón de Soto, Francisco Caparrós, Alberto Corazón, Bernardi Roig y Equipo Crónica cuya adquisición no ha sido justificada.

Las obras de arte son piezas de las colecciones particulares de la familia Císcar que fueron prestadas para ser expuestas en el IVAM por las hijas de la exdirectora como si fueran las supuestas propietarias.

Además, la jueza sospecha que la exdirectora del IVAM y actual consejera del Consell Valencià de Cultura -órgano consultivo de la Generalitat- a propuesta del PP forzaba su exposición en las muestras organizadas por el museo para que se revalorizaran, así como que utilizaba a sus hijas y a su nieta para ocultar que ella era la verdadera titular de las piezas.

Consuelo Císcar figura como investigada (antes imputada) en esta causa por delitos de malversación de caudales públicos, prevaricación y falsedad documental por irregularidades en la gestión del museo.

Además de Císcar, en la causa están investigadas otras siete personas, cuatro de ellas con responsabilidades en el IVAM como subdirectores de distintas áreas por delitos de malversación, prevaricación y falsedad por los supuestos sobrecostes en la adquisición de obras de arte y en la contratación de publicaciones.


Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?