Lunes, 12 de Abril de 2021

Otras localidades

OPINIÓN

Ejemplaridades escasas en el fútbol

El Numancia y Palacios han demostrado ser una referencia en gestión y profesionalidad, respectivamente

Ejemplaridades escasas en el fútbol

Cadena SER

Suelen escasear estas noticias en el mundo del fútbol, tanto nacional como internacional. Y en ambas el Numancia tiene protagonismo, en una como club y en la otra por uno de sus integrantes. En primer lugar, al hilo de la noticia conocida ayer, sobre que el Club Deportivo Numancia es el club más transparente del fútbol español, según la prestigiosa Organización de Transparencia Internacional, después de someter a examen a los 42 equipos que componen la Liga de Fútbol Profesional. Una gran noticia que confirma lo que ya sabíamos, que el soriano es un club referente en el balompié nacional por su gestión y coherencia.

Años sin denuncias por impago, referente en el cumplimiento con los sueldos de sus futbolistas, siempre peleando por la limpieza económica en el fútbol nacional… Es un pequeño reconocimiento que ratifica ese buen hacer, que cada vez está más extiendo, por fortuna, en otros clubes, y que hace que todos jueguen con las mismas reglas. Nunca es tarde si la dicha es buena, dicen. Y en este caso no es ni tarde.

El otro ejemplo, poco habitual, es el que ofreció la semana pasada César Palacios, director deportivo del Numancia. Sin esconder sus sentimientos, ese amor incondicional por el club en el que se crio, el Atlético Osasuna, mostró también un enorme cariño y respeto por el club cuyo escudo lleva defendiendo casi trece años, como jugador, incluso capitán, y desde la secretaría técnica. Y en virtud de ese afecto, y en un ejercicio de honradez y profesionalidad dejó bien claro que se debe al Numancia y sólo al Numancia, con el que tiene contrato hasta 2019, al margen de lo que pueda ocurrir en el futuro, y dándole las gracias al club navarro por acordarse de él.

Lealtad y agradecimiento, dos conceptos escasos en estos tiempos que corren en el futbol español, en el que priman la ambición y el interés egoísta (deportivo y económico). Por eso llama a atención el planteamiento de Palacios: pudiendo volver a su tierra, a su club de toda la vida (uno de sus dos clubes, si prefieren), con más poder decisorio desde su puesto, más capacidades económicas (Osasuna será un equipo top el año que viene en Segunda) e incluso con más sueldo, ha preferido cumplir con el Numancia y con su gente.

Por eso, como estos casos escasean tanto en el balompié español, sólo podemos aplaudir y reconocer que, de vez en cuando, el fútbol aún puede sorprender gratamente. También les digo: ojala estos casos dejen de ser sorprendentes.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?