Jueves, 28 de Octubre de 2021

Otras localidades

Domingo de resurrección

El Sporting respira tras remontarle al Granada en siete minutos mágicos

Domingo de resurrección

Alberto Morante (EFE)

Sigue en la UCI, pero el enfermo aún respira. Y eso que la crisis que pasó durante diez minutos amenazó con mandarle al otro mundo. El Sporting, en un partido no apto para cardíacos, protagonizó una remontada con tintes heroicos que le mantiene vivo en la pelea por la permanencia. Siete minutos mágicos que demostraron que el paciente aún tiene pulso. Para recibir el alta definitiva aún queda un proceso tortuoso, pero el último parte médico habla de una notable evolución. No puede decir lo mismo el Granada, al que cuando veía al fondo del pasillo la puerta del hospital le cayó encima el techo.

FICHA TÉCNICA

3 - Sporting: Mariño, Douglas, Meré, Babin, Canella, Mikel Vesga, Sergio Álvarez, Carmona, Víctor Rodríguez (Traoré, m 55), Carlos Castro (Ndi m, 79) y Burgui (Isma López m 83).

1 - Granada: Ochoa, Foulquier, Saunier, Ingason, Gastón Silla, Isaac Cuenca (Kravets, m 67), Uche, Andreas Pereira, Carcela, Boga (Aly, m 75) y Angban (Samper m, 75).

Goles: 0-1 (Ingason m, 50), 1-1 Traoré (m, 59), 2-1 Babin (m, 63), 3-1 Carmona (m,66).

Árbitro: Estrada Fernández. Mostró tarjetas amarillas a Angban (m, 36), Douglas (m, 65), Ingason (m, 80), Aly (m, 85), Meré (m. 90)

Incidencias: 25.070 espectadores en El Molinón.

El partido no fue apto para cardíacos. Porque a El Molinón se le heló el corazón cuando en el minuto 5 de la segunda parte Ingason se coló entre los centrales y marcó el 0-1. La grada se quedó en un silencio que impresionaba. Era la asunción de que se había acabado, que ni al más optimista le quedarían argumentos. Perder contra el Granada era despedirse virtualmente de la categoría.

Era injusto, pero era. La película, la  habitual: un equipo que había merecido más, que obviamente ahora compite mucho mejor que hace algún tiempo, que perdona ocasiones y que, a las primeras de cambio, encaja un gol que le hunde. Porque en la primera parte el Sporting había generado ocasiones más que suficientes como para adelantarse en el marcador, pero un inconmensurable Ochoa las había sacado de todos los colores.

Sin embargo, el Sporting reaccionó. Y en las circunstancias en las que lo hizo, conviene darle valor. Rubi dio entrada a Traore por Víctor Rodríguez, y el costamarfileño transformó en gol el primer balón que tocó. No podía fallar: la asistencia de Burgui, que había recibido un gran pase de Vesga a la espalda de la defensa, solo necesitaba que la empujaran sin pifiarla. La carrera dejó sorprendentemente fundido a Traore, que se quedó sin resuello desde ese momento. Al menos se había reconciliado con el gol.

El Sporting se vio fuerte y el Granada se convirtió en un flan. Pero un flan de esos que se desmoronan al desmoldarlo. En seis minutos los gijoneses sentenciaron la faena, primero con un inapelable cabezazo de Babin a un gran centro de Sergio desde la izquierda y después con el contrataque que culminó Carmona, otro de los jugadores más inspirados de los últimos tiempos. El Molinón se convirtió en un templo en el que la fe se desbordaba. Ya todo el mundo creía en que el milagro es posible. El gol del Celta al Deportivo se celebró como si fuera otro tanto de los rojiblancos, lo que no pudo suceder con el penalti sobre Burgui que Traore quiso tirar sin éxito. Su disparo, flojo, lo atrapó Ochoa.

Que el Sporting ha mejorado sus sensaciones futbolísticas, que ahora compite bastante más que hace algún tiempo, es evidente. Que de sensaciones no se podía vivir, también lo era. El equipo necesitaba tres puntos y los consiguió.

Fue una victoria merecida, sufrida y necesaria para mantener alguna opción de permanencia. La distancia sigue siendo grande, pero ya no tanto. Son cinco puntos de desventaja con el Leganés y seis con el Dépor y el Málaga (este último tiene que visitar El Molinón dentro de dos jornadas). El reto sigue siendo duro, pero era evidente que perder contra el Granada era casi firmar la sentencia de muerte. El Sporting sale vivo, resucitado del partido. Y mientras hay vida, hay esperanza.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?