Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 17 de Febrero de 2020

Otras localidades

‘¿La falta de mayoría absoluta se suple con la amenaza de elecciones?’

Hoy se abre una nueva puerta a la negociación en la estiba tras el varapalo sufrido la pasada semana por el Gobierno

Firma Carmen González, '¿La falta de mayoría absoluta se suple con la amenaza de elecciones?'

Hoy se abre una nueva puerta a la negociación en la estiba tras el varapalo sufrido la pasada semana por el Gobierno. Un ejecutivo que, a pesar de no contar con mayoría absoluta tras las últimas elecciones generales, ha seguido dirigiendo las riendas de este país con la soberbia a la que ha estado acostumbrado durante los últimos años. Que te tumben un real decreto ley no es agradable y hay que recordar que, de manera consciente, es la segunda vez que ocurre en el Parlamento español. El Partido Popular deberá acostumbrarse a ello, a que no siempre se va a salir con la suya. Eso sí, sin reaccionar con la pataleta de niño pequeño y sin asomar por debajo de la puerta la “amenaza” de nuevas elecciones. De la Serna está tocado y el Gobierno está tocado.

El conflicto de la estiba ha provocado y provoca reacciones encontradas. Hay quien considera que los trabajadores portuarios están mal acostumbrados a cobrar sueldos de sueño y ser unos privilegiados respecto a otros muchísimos colectivos, incluso sectores que afrontan límites de igual o mayor peligrosidad o complejidad en sus labores. La estiba se ha convertido en los últimos días en un espejo sobre el que lanzar comentarios incendiarios contra un colectivo que dispone de un muy buen convenio, que se ha ido consiguiendo año tras año de negociación y que ahora la administración, soportando sus planteamientos en los imperativos de la Comisión Europea, pretende deshacer.

Un convenio y unos sueldos que a muchísimos de nosotros se nos asoman imposibles de alcanzar, hoy por hoy y creo que en un futuro más o menos lejano.

Sin embargo, eso se lo han ganado negociando y muchas veces en la calle peleando, de lo que hemos sido testigos en muchas ocasiones en los años noventa. Quizá el problema es que otros colectivos deberían haber seguido el ejemplo y no haber agachado tanto la cabeza.

Existe una sentencia del Tribunal europeo de Justicia contra el monopolio de la estiba. Esa es una realidad que hay que acatar y en la que parece que prácticamente todo el mundo está de acuerdo. El problema es que esto se veía venir desde antes de 2011 y tanto el ministro socialista José Blanco como su homónima popular Ana Pastor escondieron la cabeza y miraron para otra parte, mientras el sindicato mayoritario de la estiba, Coordinadora, desplegaba sus fuerzas y abogaba siempre con la paralización de los puertos, algo muy delicado. Se ha perdido mucho tiempo y ahora han venido las prisas.

Hay que afrontar cambios, pero estos no pueden venir bajo las amenazas ni de unos ni de otros. Hay que sentarse a la mesa: Gobierno (reticente hasta ahora), empresas y trabajadores. Hay que negociar y buscar una solución que sea efectiva, pero que no vaya más allá de lo que Europa exige. En cualquier caso, el modelo de estiba español, que fue muy aplaudido en otros momentos por Europa, no debería ser el conejillo de indias. Está claro que debe quedar determinada la libre competencia en el sector, pero sobre todo, insisto, hay que negociar y más cuando siempre pende la espada de damocles sobre uno de los negocios de mayor peso en la economía de Algeciras, de la comarca, Andalucía y España: el puerto.

Hoy se abre una nueva etapa pero veremos si, después de lo sucedido días atrás, el Gobierno está dispuesto a cambiar algunos planteamientos. Confiemos en que se dé solución. Aseguran que hay margen para ello. Veremos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?