Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 11 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Si te gusta el pan tumaca

En su columna número 43, Manu Sánchez, la dedica al estreno del Carnaval de Cádiz en el Liceu de Barcelona

Yo no sabía la falta que le hacía al Carnaval de Cádiz ir a Barcelona, hasta que ha ido. O más bien hasta que se ha vuelto, pero vuelto loco, ¡loco de contento! Menos mal que por fin el Honorabilísimo Pueblo Catalán ha bendecido, elevado y legitimado la Gaditanísima, y por lo visto hasta ahora bajuna, fiesta de don Carnal. “Si te gusta el pan tumaca no te pongas metepatas, ay acuéstate…ay acuéstate”. Y es que a Dios Momo pongo por testigo que hasta que no he visto la que se ha montado no tenía ni la más remota sospecha de que al Carnaval, ni a Cádiz, esto le hiciese tanta ilusión y lo andemos celebrando como al que le hacía mucha falta. A mí, que al Carnaval teniendo a Cádiz, su talento y sus calles, falta, lo que es falta no le hace ni el Falla, imagínate lo que opino de la falta que le hacía el Liceo, ni Barcelona. Que yo no hablo de no ir, ir hay que ir a todos sitios, y a Barcelona y al Liceo más, hablo de este éxtasis colectivo a la hora de contarlo. Andalucía una vez más sublimando sin querer y sin quererse sus complejos con esta celebración sobreactuada con tintes de meta definitiva con lo que no deja de ser una agradable excepción exótica.

Que a Japón le encante el Flamenco… habla muy bien de Japón, no del Flamenco, que es grande porque lo es, no porque guste en Osaka. Y que en los USA prefieran al jamón el bacon, deja en mal lugar lugar a los USA, porque el jamón es jamón aunque lo ignore Connecticut. Mi enhorabuena a los organizadores, a las agrupaciones y al público que abarrotaron un Liceo que supo a Carnaval en Ramblas, y ajolá se repita pronto no una sino mil veces. Enhorabuena a todos los que vivieron una noche mágica. Porque estar en Barcelona y sentirte como en Cádiz tiene que ser la ostia. Pero no nos engañemos, ni Cádiz conquistó Barcelona, que comentaba en algún noticiero que ya habían llegado las Chirigotas de Cádiz mientras salía Martín en las imágenes, ni aquello estaba a rebosar de Jordis, ni Tarradellas, así que no exageremos con los hermanamientos territoriales, que a lo más que se llega allí normalmente es a hermanar a los andaluces de aquí con los andaluces de allí, porque los catalanes ni estuvieron, ni se les esperaba, porque estas cosas de andaluces para el catalán de pro solo siguen siendo esas excentricidades chabacanas de los graciosos de aquí que se han colado por allí. Así que dejemos de poner el culo y de regalarles ningún poder legitimador porque al Carnaval de Cádiz no le hacen falta bendiciones, porque es mejor cuando es maldito, aunque para mí sea el Carnaval:Sagrado.

Que el hermanamiento con ange será cuando Monserrat Caballé y el Libi hagan un romancero de Rigoletto en la escalerilla de Correos. Que a los sitios hay que ir, pero lo que no entiendo es que en el encuentro Barcelona-Cádiz, se haya festejado desde aquí como si el Honor lo tuviese el Carnaval, cuando el privilegio y la bendición la ha dado la tacita, caleteándoles el Liceo.

Fdo: un carnavalero de la calle, que cree que el Carnaval tiene que ser gamberro, trasgresor, canalla y apátrida…un andaluz autocrítico que no confundirá nunca jugar en el Madrid con que te alquilen en Bernabéu. Y que piensa que mientras vendamos tan barato nuestro orgullo y enseñemos tan fácil nuestros complejos pidiendo que desde fuera se nos bendiga…de momento aquí, seguiremos sirviendo de cachondeo. Y que entre el Falla y el Liceo solo me postraré ante el segundo el día que este sea capaz de reconocer que hasta el nombre tiene feo. CAIIIII.

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?