Viernes, 16 de Abril de 2021

Otras localidades

Cultura para derribar barreras

El teatro, el cine o la música se utilizan como elementos de integración en la Cañada Real de Madrid; para acabar con los prejuicios y los estereotipos. La Fundación Voces y distintos grupos escénicos se especializan en personas con diferentes necesidades con el objetivo de conseguir una sociedad más inclusiva

Festival cine Cañada Real

Festival cine Cañada Real / Carlos Olalla (Fundación Voces)

"Y tú, ¿que quieres ser de mayor?" "Yo quiero ser abogada". Sus compañeros se rien. "¿Y por que no va a poder ser abogada?", preguntan los monitores. "Porque vivimos aquí" responden casi incrédulos por la pregunta. Aquí es la Cañada Real de Madrid y ella es Marian, una chica de Tánger de 14 años. Estamos en un centro social de Rivas VaciaMadrid, en el límite con la Cañada. Siete alumnos de entre 13 y 16 años de diferentes nacionalidades prestan atención a dos raperos, uno educador social, otro técnico de sonido que les presentan un taller en el que, trabajando en equipo, pretenden componer una canción y hacer un videoclip en los próximos meses. Es solo una de las múltiples actividades que lleva a cabo la Fundación Voces para, a través de la cultura, romper barreras, acabar con los estigmas sociales que oprimen a los vecinos de la Cañada Real.

Son talleres de cine, de música y de teatro. En la Cañada Real tienen hasta su propio festival de cine, cuya primera edición se celebró el pasado septiembre. A lo "Cinema Paradiso" reunieron a la gente en torno a una pantalla gigante en "el centro del pueblo" y, además de visualizar películas clásicas, presentaron proyectos que ellos mismos habían hecho. En la Cañada no hay escenarios como los del centro de Madrid. No hay alfombras color granate, ni palcos...pero tienen el ingrediente fundamental del teatro, la vida y las ganas. ¿Acaso no es eso el teatro? Representar la vida?. "La Cañada es dignidad" cuenta el actor Carlos Olalla, que participa como voluntario en estas actividades junto con la fundación "Voces". "Por una parte de la Cañada se ha estigmatizado a toda la gente que vive en ella. Y son 16 kilómetros. Es muy injusto" añade Olalla "Yo he recibido el mejor de los regalos, me ha enriquecido personalmente, los chavales te enseñan a ver la cañada con sus ojos"

La idea del Rap que están preparando es grabar un corto de manera conjunta con otros chavales de Bombay en una situación similar. El rap será su idioma común, independientemente de que lo graben en inglés, hindú, catellano, árabe o rifeño. Y es que, al fin y al cabo, "en La Cañada o en cualquier otro sitio las personas y sus problemas son muy similares". Lo cuenta Adrián, el rapero técnico de sonido que, junto a Julio, imparte estos talleres en otros barrios. Adrián se ha encargado de batallar con la administración para que les concertase talleres de este tipo que, asegura, motivan y atraen a los más jóvenes; "No ha sido precisamente fácil" les explican a los chicos. Es latinoamericano y también ha estado haciendo lo mismo en paises como Nicaragua donde, insiste, se dan situaciones muy parecidos. Tanto Julio como Juan se definen como "pluriempleados" pero reconocen que estas actividades son las que más les llenan.

Niños atienden en un taller de teatro en la Cañada Real / Carlos Olalla (Fundación Voces)

Mohammeda, Ibra y Yassir miran entusiasmados los vídeos que les enseñan sobre proyectos anteriores que los raperos han hecho con niños de su edad y se recuestan sobre las mesas cuando Julio empieza a hablarles de la constancia y del compromiso necesario para sacar a flote y con buenos resultados la canción. A los monitores les gustan los niños, de eso no cabe duda; no parece fácil conseguir captar su atención durante casi una hora y media, cuando además llevaban previamente más de una hora haciendo trabajos de refuerzo de clase. Ganarse su respeto, aunque sean solo siete, es imprescindible. De eso se encarga Ángeles, que solo lleva un año en La Cañada pero que ha estado antes trabajando con chavales en otras partes de españa. La semana que entra es Semana Santa, pero los niños han decidido que no quieren perderse el taller, que quieren preparar el rap "Se trata de motivarlos para que sigan. Le estamos ofreciendo una alternativa que nunca han tenido; y el hecho de que se comprometan dice bastante" asegura Ángeles. 

Andrea es de Bucarest y tiene catorce años, es una de las chicas que participa en estos talleres. "¿Puedes explicarles a los oyentes en que consiste esto?" "Hacemos deberes y ahora nos vamos a concentrar en este taller" No es la primera vez que rapea, la vez anterior lo hizo también en un taller organizado por esta fundación. A Andrea le gustaría ser enfermera, aunque aún no lo tiene muy claro. También habla abiertamente, "sin problema" como dice ella, del racismo y de lo señaladas que se encunetran las personas que viven en la Cañada Real. Sin embargo ella le quita importancia "Si, a mi me preguntan en el colegio y me dicen que de donde soy. Yo les digo que de la cañada y ellos me respetan y me dicen, ah vale vale, bien " No tienen ningún problema con el idioma. Algunos de los chavales que participan en estos talleres han nacido aquí; la mayoría llegaron a españa con muy pocos años por lo que no les ha supuesto ningún problema adaptarse al idioma y lo hablan como si fuese el suyo propio"

Carlos Olalla y Nati Villar "El teatro es una herramienta de integración social" / Pablo Montes

Para la letra de la canción que quieren componer les cuentan que otros grupos de chavales con los que han trabajado han pensado en escribir sobre temas como el acoso escolar o contra el racismo. Este último es un tema recurrente y del que los siete participantes hablan sin tapujos ni tabues, sin ningún tipo de rodeos "Son prejuicios que ellos mismos han vivido, que están viviendo a diario en los medios de comunicación. Pero les fastidia. Mira como han reaccionado cuando les he pinchado hablando sobre la visión que tiene la gente sobre la cañada real" dice su monitora. Han reaccionado levantando la voz. Se han enfadado. "En Cañada hay gente mala y buena, no se puede generalizar" dice julio en respuesta a un chico que dice "¿Vamos a hacer un regueeton, aunque sea machista?". "Machista es la sociedad, los estilos de música no son de ninguna manera, son como las hagan. Nadie por ser de una determinada raza o etnia es de una manera determinada. Vosotros podeis cambiar la imagen que se tiene de las cosas"

Festival cine en Cañada Real / Carlos Olalla (Fundación Voces)

"La cultura y especialmente el cine o el teatro ayudan a perder el miedo a hablar en público, a mejorar la capacidad de expresión, a trabajar en equipo, pero sobre todo, hacen de la empatía un elemento imprescindible. Ponerse en la piel de otra persona es fundamental para conocerla. Y conocerla es esencial para poder respetarla y llegar a amarla" dice Carlos Olalla. Por eso el teatro es tan util para derribar barreras. Hablábamos de barreras sociales y culturales, pero también pueden ayudar a superar barreras físicas. Es el caso del grupo de teatro con personas con discapacidad que llegan desde Andalucía para actuar este sábado en el penúltimo día del festival de cultural "Visibles", que se celebra desde el pasado 16 de Marzo en Madrid, en la sala Tarambana, de la compañía "Danza Down". En su propia página web se asegura que "seguimos trabajando para dar cabida y posibilidades a los colectivos de personas con diversidad funcional dentro de un marco escénico profesional; para mostrar al público que hay otras realidades y con el objetivo de crear un trasvase de conocimientos y experiencias mutuas; para que el arte sea inclusivo y accesible sea una realidad cotidiana y no una utopía"

Nati Villar es licenciada en teatro social. "Si partimos de la base de que el teatro es una herramienta de integración social, debería ser muy fácil que existiera teatro con personas en riesgo de exclusión social. Sin embargo a este colectivo se le ha expulsado de la sociedad y del ámbito de la cultrura especialmente. Prueba de ello es que los espacios ecénicos son practicamente inaccesibles; nunca se ha considerado que ellos puedan ser creadores". Nati lamentan que tengan que existir este tipo de festivales porque los otros excluyen a estas personas. Las expectativas son siempre las mismas "visibilizar el teatro y participar en eventos de ámbito nacional e internacional. Durante el mes de noviembre el grupo de teatro que ella dirige formó parte de un proyecto de teatro comunitario a nivel europeo liderado por una escuela de Sevilla"

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?