Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 17 de Julio de 2019

Otras localidades

Absuelto el cura acusado de abusos a un menor en Granada

  • La "inconsistencia" de la acusación deja en nada el "caso Romanones"
  • La sentencia acusa al denunciante de conducta "desleal durante el procedimiento" judicial
  • El Vaticano tendrá que retomar ahora su propiio proceso contra el padre Román y los nueve curas y dos seglares acusados inicialmente

El padre Román en el banquillo de la Audiencia de Granada en la vista del 'caso Romanones' /

La "falta de convicción" en el testimonio de David, el joven granadino que escribió al Papa Francisco para denunciar un caso de supuestos abusos sexuales en la Iglesia de Granada, ha llevado al tribunal de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Granada a absolver al único acusado, el padre Román, que llegó a sentarse en abril en el banquillo de los acusados por unos hechos que siempre negó.

El fallo, conocido curiosamente la tarde de este Martes Santo, no solo absuelve a Román Martínez de un delito de abusos sexuales con penetración sino que acusa al denunciante, profesor empleado del OPUS Dei en la Universidad de Navarra, a pagar las costas del proceso.

La sentencia, conocida por Radio Granada, alude a la "falta de persistencia de la acusación" y la "concurrencia de graves contradicciones en la declaración de la presunta víctima, que proporciona versiones de los hechos imprecisas y vacilantes". La resolución llega después de que el fiscal, que pedía para el cura nueva años de prisión, retirase la acusación en la última sesión del juicio.

El texto legal absuelve al sacerdote de los delitos de los que venía siendo acusado por la acusación particular y la acusación popular, delitos de abusos sexuales a menores con penetración e introducción de miembro corporal.

"Conducta desleal"

Además, indica que a lo largo del procedimiento, especialmente en el acto del juicio, "se ha puesto de relieve la inconsistencia del relato del acusador particular, sin apoyos periféricos alguno, y, al mismo tiempo que determinadas circunstancias que él daba por ciertas e inequívocas, han sido desmontadas a través del material probatorio que obraba".

Según se recoge en la resolución, "la absolución del procesado se basa no solo en la falta de prueba contra el mismo sino, también y a consecuencia de ello, en la falta de convicción que el testimonio de la presunta víctima nos causa, resultando de su relato aspectos absolutamente inverosímiles".

También defiende la necesidad de la imposición de costas por la conducta "desleal del denunciante durante el procedimiento al ir aportando datos de manera sucesiva, de menor a mayor gravedad, mintiendo respecto de circunstancias objetivas (fecha de llamada telefónica del Papa, ausencia de contacto con el procesado a partir de mayo de 2007.) o pretendiendo ocultar otros (al negar su presencia en determinadas fotos o fecharlas en un momento equivocado, cese de los abusos en la primavera de 2007, siendo menor). Actitud que, por otro lado, no ha sido "nada colaboradora cuando la situación se tornaba contraria a sus intereses".

Proceso canónico

La sentencia no es firme y las acusaciones podrían recurrirla. En cualquier caso, el Vaticano reabrirá ahora la investigación que comenzó en el otoño de 2014 y que paralizó por deseo del juzgado instructor civil.

La Iglesia tendrá que decidir ahora qué hace con el padre Román y con los otros tres curas de la diócesis de Granada suspendidos de sus funciones "a divini" desde que comenzó la investigación canónica.

Además, tendrá que decidir qué hacer con el resto de curas (en total, 10) y dos seglares que fueron investigados internamente en un proceso que espera ser retomado en la Congregación para la Doctrina de la Fe.

El fallo llega, curiosamente, cuando se desconoce públicamente el paradero del arzobispo de Granada, monseñor Martínez (testigo en el caso), que se encuentra de baja por enfermedad. De hecho, será sustituido esta Semana Santa en sus labores por el cardenal Fernando Sebastián.

Con esta resolución, "crónica de una sentencia anuncianda", el caso podría comenzar a resolverse civilmentente. Pero la Iglesia tiene aún mucho que investigar y muchas resoluciones que adoptar, en uno u otro sentido.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?