Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 14 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Munilla levantó durante una semana la reclusión al sacerdote condenado por dos casos de pederastia

Juan Cruz Mendizabal participó en marzo en unas jornadas de ejercicios espirituales celebradas en Álava e impartidas por el obispo de Vitoria, Juan Carlos Elizalde

El obispo Munilla durante una comparecencia pública /

Juan Cruz Mendizabal, el sacerdote guipuzcoano condenado por la Iglesia por dos casos de pederastia que permanecía recluido en un monasterio por orden de la diócesis de San Sebastián, participó el pasado mes de marzo en unos encuentros espirituales para sacerdotes celebrados en Egino (Álava). 

El obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, levantó durante una semana la reclusión a la que Mendizabal había sido obligado por la Iglesia tras destaparse el escándalo de los abusos sexuales el pasado mes de enero. Fue entonces -tras hacerlo público las víctimas- cuando se conoció que Mendizabal había confesado los abusos a dos menores y había sido condenado por los tribunales eclesiásticos. Posteriormente, se hicieron públicas otras dos denuncias. En total hasta cuatro casos entre 1994 y 2005, pero la Fiscalía archivó las diligencias porque los delitos han prescrito.

Mendizabal salió del monasterio en el que está recluido -fuera del País Vasco- para dirigirse a la localidad alavesa de Egino, donde entre los días 19 y 24 de marzo, el obispo de Vitoria, Juan Carlos Elizalde, dirigió los ejercicios espirituales en la Casa de Oración Haitzur de las Mercedarias de la Caridad. 

Según señalan fuentes del obispado de Vitoria, fue Munilla quien mandó a Mendizabal a esos encuentros. Fuentes oficiales del obispado de San Sebastián explican que estos ejercicios espirituales "forman parte de la vida sacerdotal"  y que "no son unas vacaciones". Estas mismas fuentes de la diócesis guipuzcoana confían en que la oración y la introspección de este tipo de ejercicios le hayan sido provechosas a Mendizabal.

El obispado de San Sebastián señala que el sacerdote regresó a su reclusión en el monasterio tras la semana en Egino. 

En Facebook se llegó a colgar una foto de familia de esos encuentros -que fue borrada a las pocas horas-, en la que Juan Cruz Mendizabal aparece ataviado con atuendos religiosos para actos litúrgicos junto a otras 11 personas, la mayoría con vestimenta sacerdotal, y en compañía del obispo de Vitoria, Juan Carlos Elizalde.

Poco después de esos encuentros espirituales, Elizalde fue preguntado en una entrevista en la CADENA SER sobre los abusos a menores por parte de sacerdotes: "Sí que hay un antes y un después de los abusos, la Iglesia se está poniendo las pilas y está poniendo las medidas de transparencia y de maduración en los catequistas, sacerdotes, etcétera". 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?