Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 15 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Los toros de Cuvillo decepcionaron en el Domingo de Resurrección sevillano

Sólo el quinto permitió a Manzanares rozar el triunfo con la infanta doña Elena y su hija Victoria Federica como espectadoras de excepción

El diestro Morante de la Puebla con su primero durante la corrida celebrada en la Maestranza de Sevilla, donde ha compartido cartel con José María Manzanares y Andrés Roca Rey, con toros de Núñez del Cuvillo. / ()

El taurinísimo dicho de "tarde de expectación, tarde de decepción" tuvo como actores principales este Domingo de Resurrección en la Real Maestranza a los toros de Núñez del Cuvillo que, en conjunto, imposibilitaron el triunfo de Morante de la Puebla, José María Manzanares y el peruano Andrés Roca Rey.

Se lidiaron seis toros de Núñez del Cuvillo, correctos de presentación -más ofensivo el tercero- y de escaso juego en líneas generales, salvo el quinto, el único que fue a más.

José Antonio 'Morante de la Puebla', de azul e hilo blanco, silencio tras aviso y ovación.

José María Manzanares, de azul marino y oro, palmas y ovación tras aviso.

Andrés Roca Rey, de nazareno y oro, ovación y palmas de despedida.

En las cuadrillas, Rafael Rosa saludó tras banderillear al segundo y Juan José Domínguez lidió muy bien la tercero.

Lleno de "no hay localidades" en tarde calurosa. La infanta doña Elena y su hija Victoria Federica ocuparon asientos en el palco de los maestrantes. Al término del paseíllo se guardó un minuto de silencio por los recientemente fallecidos Pepe Ordóñez, Manolo Cortés y Adrián Hinojosa, el niño torero de Valencia.

Muy despacio recibió Morante de capa al primer toro de la temporada 2017 en Sevilla, ejemplar que enseguida cantó su mansedumbre arrollando a Antonio Jiménez 'Lili' a la salida del primer puyazo, por fortuna sin consecuencias. Lo amarró el de La Puebla a su muleta en tres series, pero sobrevino un desarme que fue punto de inflexión para que todo quedara en nada. Además, Morante se alargó pinchando. El cuarto se lo brindó a Vargas Llosa, acompañado por Isabel Preysler en una barrera del tendido 3. A media alturita, Morante se arrebujó con el de Cuvillo, al que sólo le faltó repetir en sus embestidas. Lo mejor llegaría con la muleta en la mano izquierda y la pena fueron los tres descabellos que precisó la estocada final.

Manzanares pechó con un primer toro que llegó al último tercio muy apagado, aunque antes permitió que el alicantino rivalizara en quites por chicuelinas con el peruano Roca Rey. Otro cantar fue el quinto, el único toro que fue a más y que, embistiendo al principio a su aire, terminó entregado a la muleta de José Mari en cuatro series por el pitón derecho y dos más al natural. La pena fue el pinchazo previo a la estocada definitiva, quedando el premio en una fuerte ovación.

Roca Rey tuvo que responder en su primer toro al sublime quite de tres verónicas a pies juntos y media de Morante, haciéndolo con el capote a la espalda. Tras brindar al público siguió valiente con el muletazo cambiado con el que abrió la faena, para después torear con mando, tanto que el toro se afligió a las primeras de cambio. Al sexto lo toreó a la verónica de rodillas, cerrando el recibo con una larga cambiada. Fue casi lo único destacado del peruano ante un ejemplar que no le dio más opciones.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?