Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 22 de Octubre de 2019

Otras localidades

Carmelitas desbordadas

El teléfono no para de sonar en el convento de clausura de las hermanas carmelitas de la calle Santa Ana. Alguien llevó su túnica cofrade para que se la limpiaran a cambio de la "voluntad" y desde entonces no para el torno.

El teléfono del convento de clausura de las carmelitas de la calle Santa Ana suena sin parar. La voz se ha corrido. Las monjas limpian de cera las túnicas cofrades. Algo, que por cierto, también hacían en el pasado.

La gente, nos cuenta una de ellas, llama para saber si es verdad. Y es que alguien, tras llevar allí su túnica, ha propuesto a través de las redes sociales, que lo haga más gente. Es una manera de ayudar económicamente a estas dieciséis mujeres.

Las monjas, desbordadas, no entienden cómo se ha corrido la voz tan rápidamente. Han sido las redes sociales, hermana-le explicamos-. Se hace el silencio, al otro lado del teléfono. Al parecer, al menos en este convento, internet, aún no ha entrado.

Otros, nos cuenta, vienen directamente al torno, el mismo que hasta hace unos días giraba ofreciendo sus ricas torrijas y pestiños.

 Desde 1606 viven las carmelitas en la calle Santa Ana.Tal vez se hayan enterado ahora gracias a esta anécdota de las túnicas cofrades, pero estas monjas lavan, zurzen y planchan durante todo el año para al calle.

El edificio en el que viven es Monumento Histórico Artístico y -al menos en parte- es visitable.Mantenerlo es costoso y en ello se afanan estas mujeres. Bromeamos con una de ellas y les decimos que estos días, con tanta túnica que limpiar,  van a tener poca vida contemplativa, pero, tiene razón, " para rezar, no hay que estar quieta".

Así que el torno, sigue girando en el convento de las carmelitas de Santa Ana.

 

 

 

 

 

El dinero les viene bien las dieciseis hermanas que

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?