Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 27 de Mayo de 2020

Otras localidades

Espacio de lengua

Sujeto y verbo, un matrimonio indisoluble

Siempre hemos de estar alerta para no fallar en cuestiones de concordancia en las frases

La regla de oro de la concordancia entre sujeto y verbo a veces se ve truncada

La regla de oro de la concordancia entre sujeto y verbo a veces se ve truncada / Dmitry Feoktistov (Getty Images)

Tengan en cuenta el mandamiento más importante de la lengua: el sujeto y el verbo tienen que concordar siempre, siempre, siempre. Parece una sentencia de Perogrullo, pero nuestro profesor de Lengua, Alfredo Tarazaga, analiza algunas oraciones que, por su complejidad, nos pueden despistar.

Por ejemplo, en ‘Alguno sabéis cómo hacerlo’, la confusión viene al dirigirnos a más de un interlocutor, por eso lo ponemos erróneamente en plural. Pero como el sujeto es ‘alguno’, el verbo debería ir en singular: ‘alguno sabe cómo hacerlo’.

En el caso de ‘los responsables debemos asumirlo’ tenemos un ejemplo curioso, porque como es un grupo nominal, ‘los responsables’, la concordancia depende de las circunstancias: si el que enuncia la frase está incluido en el sujeto, el verbo debe ir en primera persona (como en el ejemplo), pero si en el sujeto está comprendido el interlocutor, debe cambiar a segunda persona, o a tercera si fuera necesario (‘los responsables debéis asumirlo’ o ‘los responsables deben asumirlo’).

Y, por último, tenemos los sustantivos grupales del tipo ‘gente’, ‘muchedumbre’ o ‘familia’, que hacen referencia a varias personas, pero son sustantivos singulares y así debe concordar el verbo. Es decir, que son incorrectas construcciones como ‘toda esa gente tienen los mismos derechos’ y debería ser ‘toda esa gente tiene los mismos derechos’.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?