Últimas noticias Hemeroteca

Reciclaje falso en la planta de Fontcalent

Ecologistas en Acción asegura que en 2016 se recicló sólo el 15,2% de los residuos, frente a la cifra oficial del 46,2% del Ayuntamiento. Alertan de posibles sanciones de Europa

Vista de la planta de Fontcalent de octubre de 2015 /

El Ayuntamiento de Alicante está llevando a cabo una "contabilidad tramposa" de los residuos urbanos que se reciclan en Alicante ciudad. Es lo que afirma Ecologistas en Acción, quien habla de que esta situación se remonta en el tiempo, pero que el actual equipo de gobierno no ha corregido.

Lo único positivo que ve la organización conservacionista es que se han reducido los residuos procedentes de fuera. Sin embago, los urbanos reciclados en la ciudad en 2016 están a casi 35 puntos porcentuales del objetivo establecido por la legislación europea y estatal para 2020.

Los datos de gestión y tratamiento de residuos urbanos en la ciudad están "a años luz", dicen, de conseguir los objetivos de reciclaje que marca la Directiva Marco de Residuos para 2020: sumar un 50% de preparación para la reutilización y reciclaje de todos los residuos urbanos generados. Según Ecologistas en Acción los residuos reciclados en Alicante el año pasado sólo fueron un 15,2 %, esto es 31.848 toneladas de las casi 210.000 toneladas del total de residuos gestionados; dato que contrasta con "el triunfalismo del Ayuntamiento de Alicante", que eleva el nivel de reciclaje al 46,2 %.

Para Carlos Arribas, portavoz de Ecologistas en Acción, la trampa está en incluir en esa contabilidad el compost y la humedad evaporada y lixiviada.

A años luz del objetivo europeo para 2020

La recogida selectiva en los contenedores de vidrio, papel y cartón y envases ligeros tampoco es nada reseñable y se mantiene en niveles similares a 2015. La de envases ligeros aumentó un 10,7 % y la de papel disminuyó incluso, en un 2,8 %, seguramente en este caso, debido a los robos en el contenedor azul. Aún así, asegura Arribas, los ciudadanos, "con su acción voluntariosa, recogen más que en la propia planta", cuya eficiencia, insiste, "es muy baja".

Arribas cree incluso que la ciudad se arriesga a ser sancionada por la Unión Europea.

Insiste Arribas en el "panorama desolador" de una ciudad que todavía no ha implantado la recogida selectiva de la materia orgánica en ningún barrio, una actuación que se pondrá en marcha de forma inminente, pero aún en un estado incipiente.

La solución es esa recogida selectiva en origen y aumentar las campañas de concienciación ciudadana. Si no, "es muy difícil, por no decir imposible, que dentro de tres años se pueda conseguir el objetivo de reciclaje establecido en Europa y en España".

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?