Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 29 de Marzo de 2020

Otras localidades

Congreso del Bienestar

Ana Belén: "La suerte de la vida es la gente con la que te encuentras"

La cantante, Miguel Ríos, Víctor Manuel y Luis Alegre conversan en el Congreso del Bienestar de Vejer

Miguel Ríos, Ana Belén, Luis Alegre y Víctor Manuel en el Congreso del Bienestar de Vejer

Miguel Ríos, Ana Belén, Luis Alegre y Víctor Manuel en el Congreso del Bienestar de Vejer / Cadena SER

¿Dónde os empezó la felicidad? Luis Alegre comenzó la ponencia 'Música y lágrimas' del Congreso del Bienestar de Vejer (Cádiz) proponiendo a los participantes, el trío de cantantes formado por Ana Belén, Víctor Manuel y Miguel Ríos, un viaje al pasado, a los primeros recuerdos felices. Ana Belén los encontró en el campo de su abuela viendo cómo se trillaba. Miguel Ríos, en el barrio viendo pasar los camiones de remolacha, corriendo detrás de un balón con los amigos. Víctor Manuel, en medio de un prado asturiano, buscando ranas en las charcas. Los tres han coincidido en saludar la importancia de los amigos, de la gente que te rodea en el camino. "La suerte de la vida es la gente con la que te encuentras", resumió Ana Belén.

Miguel Ríos admite que siempre buscó la felicidad desde niño, pero los curas de su colegio le hacían sentirse culpable. Víctor Manuel puso sobre la mesa que la felicidad no es eterna, igual que la vida. Ana Belén asume la muerte como algo natural. Pero a Miguel Ríos le da "yuyu" hablar de la muerte y se puso a hablar de las razones de la infelicidad. "El rechazo genera mucha infelicidad", asumió, y recordó el cómo Pepita, la que aspiraba a ser su primera novia, le dijo que no. "Me comprometí a ser piloto por ella y aún así me rechazó".

También el trío de artistas habló de la relatividad de la felicidad, de cómo una tablet hace feliz a un niño en España, y un simple caramelo a otro en Gahna. O la influencia del éxito profesional para conseguir la felicidad. "A mí cantar me provoca euforia", admitió Miguel Ríos. "El algo gozoso, casi físico". Fueron las sensaciones que notaba en su madre cuando él le cantaba (y las dos pesetas que se cogía del bolsillo para pagarle) lo que le enseñó el camino a dedicarse a la música.

Ana Belén siempre se recuerda cantando. "En bodas, bautizos y comuniones". También recordó la primera vez que cantó en la radio, gracias a doña Paquita que le escuchó cantar y le animó a apuntarse a un concurso. "Canté La novia con un piano y lo recuerdo como algo impresionante. El regreso al barrio fue espectacular". Entonces tenía diez años.

Víctor Manuel compartió la vivencia que le decían de joven en Asturias. "Este no puede ser muy bueno, si no marchó para Madrid". Es el éxito relacionado con no ser visto en lugares comunes. "A mí cuando me ven en Granada, me dicen, qué, ya no cantas, ¿no?, como si me hubiese retirado", le contestó Miguel Ríos. Víctor Manuel recordó que su primer éxito fue cuando la directora del colegio buscaba alguien que cantase y él se arrancó con La campanera, de Joselito. Después ganó dos festivales de la canción y sintió que podía ser su profesión. Ese momento para Ana Belén fue la primera vez que pisó un escenario como actriz. "Yo sabía que empezaba un camino que iba a transitar a por todas, porque la suerte de la vida es la gente con la que te encuentras". 

También hablaron de fracasos. Pero Miguel Ríos no ha encontrado ningún fracaso divertido. Aunque después se acordó de su carrera de actor, al lado de Pili y Mili. "No podía dejar de mirar la cámara". Tuvo que dejar esa profesión, "pero no lo sentí". Víctor Manuel recordó el rodaje de 'Morbo', película que llevaron al Festival de Cine de San Sebastián. Y recordaron anécdotas de otros fracasos, que provocaron las risas del público.

Luis Alegre contrastó estas situaciones con la emoción de haber compuesto una canción y que la canten miles de personas. "También hay una sensación de que las canciones no te pertenecen", explicó Víctor Manuel. "Este rollo nuestro tiene algo de orgásmico", añadió Miguel Ríos. Ana Belén aclaró, con todo, que la emoción no puede enturbiar un concierto porque la garganta se cierra.

La charla remató condivertidas anécdotas de Víctor Manuel. Porque la popularidad tiene estas cosas. En Vejer le ha parado un hombre en Vejer, que le ha pedido un autógrafo. "¿Para alguien en concreto?", le pregunó el cantante. "No, para mi hermana que está loca". Miguel Ríos ha defendido cuidar de los fans. "Siempre he trabajado para que la gente me quiera y hay que pararse ante ellos".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?