Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 25 de Enero de 2020

Otras localidades

La Junta de Andalucía pide al Gobierno actuar por la exaltación franquista en el entierro del suegro de Gallardón

El pasado sábado, un grupo de personas entonó el 'Cara al sol' en el funeral de José Utrera Molina, ministro de Franco

José Utrera Molina, ministro y vicepresidente en diferentes Gobiernos de Francisco Franco, falleció el pasado sábado a los 91 años en Nerja (Málaga). Hasta allí se desplazó un grupo de personas para despedirle que, a la salida del féretro de la iglesia, entonaron el Cara al sol mientras hacían el saludo fascista. Allí también estaba Alberto Ruiz Gallardón, yerno del exministro franquista.

Este miércoles, la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía ha remitido un escrito a la Subdelegación del Gobierno en Málaga, en el que le emplaza a que actúe ante el incumplimiento de la Ley de Memoria Democrática de Andalucía durante ese acto de exaltación franquista.

En declaraciones a los periodistas en los pasillos del Parlamento, la consejera de Cultura, Rosa Aguilar, ha manifestado su "rotunda condena" por lo ocurrido durante el funeral y ha señalado que supone "un menosprecio y humillación a las víctimas y sus familias". Por eso, anuncia que  la Junta "no va a parar" hasta que se haga justicia y confía en que el subdelegado del Gobierno "responda pronto" porque se trata de un asunto "importante" que "merece una respuesta", ya que se ha incumplido la ley. "Actuaremos con eficacia y contundencia porque no podemos tolerar que actos que se sitúan al margen de la democracia puedan quedar en total impunidad", ha remachado.

El PSOE-A también le pide al PP-A que se posicione y no se "ponga de perfil" ante estos hechos. La portavoz de Cultura del grupo socialista en el Parlamento andaluz, María Márquez, confía en que la Fiscalía actúe de oficio y diga si los hechos son o no constitutivos de delito, de acuerdo con la Ley de Memoria Histórica.

Precisamente en 2010, Utrera Molina escribió un artículo en el diario ABC en que criticaba la Ley de Memoria Histórica y que se empezaran a retirar ciertos monumentos. En 2014, la jueza argentina María Servini ordenó su detención y su extradición a Buenos Aires para interrogarle en la única causa abierta en el mundo contra los crímenes franquistas. La jueza le imputaba "haber convalidado con su firma la sentencia de muerte de Salvador Puig Antich", anarquista antifranquista ejecutado con garrote vil en 1974, pero la Audiencia Nacional española no atendió esta orden y Utrera Molina no tuvo ningún tipo de condena.

Gallardón siempre ha tenido buenas palabras para su suegro. "Yo no he visto a nadie que en política haya dado más a cambio de menos", decía sobre él en una entrevista en Intereconomía en 2012, donde también reconocía que no podía hablar con objetividad sobre "Pepe Utrera" porque le admiraba y le quería.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?