Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 12 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Un pequeño resquicio para la ingenuidad

Lunes, 24 de abril

La semana arrancó de nuevo con el proyecto MiCasita en el centro de la actualidad. El lunes, el alcalde, Xulio Ferreiro, lanzó una llamada al diálogo para lograr un acuerdo que permita desarrollar este proyecto de miniviviendas para personas sin techo. Eso sí, también hizo autocrítica al admitir que hubo falta de información a los vecinos que han mostrado su rechazo a que el parque de Eirís sea el lugar escogido para MiCasita. El martes, los concejales Xiao Varela y Silvia Cameán participaron en una tensa asamblea vecinal en la que se constató la oposición frontal del barrio a este proyecto. El miércoles, el Gobierno local de A Coruña admitió que estudia alternativas para el proyecto MiCasita, al constatar ese rechazo. La decisión no está tomada, pero el alcalde, Xulio Ferreiro, quiso tranquilizar a este barrio al señalar que no se implantará donde no haya consenso. Y ya el viernes el Hogar Sor Eusebia, promotor de la iniciativa, pidió tranquilidad y sosiego en el debate, a través de un comunicado conciliador que contrasta con el calificativo de "matones" que el director de la entidad llegó a dirigir a vecinos de Eirís.

Hasta la próxima semana, según el compromiso municipal, no se dará una respuesta a los vecinos del barrio. Sería muy aventurado adelantar cuál será la decisión, pero parece claro que no se dan las circunstancias adecuadas para seguir adelante con el proyecto en la ubicación escogida. Más allá de eso, sí es bueno subrayar que en la asamblea vecinal de esta semana se podía percibir el hartazgo de un barrio que se siente olvidado por los sucesivos gobiernos municipales y que ya en el pasado fue generoso y solidario. 

Martes, 25 de abril

Ese día supimos que el próximo 4 de mayo empezará a materializarse el desmantelamiento del asentamiento chabolista de A Pasaxe, el último gran poblado que queda en A Coruña. Si se cumplen los plazos ofrecidos por el Ayuntamiento, deberá comenzar el derribo de una de las naves que conforman el asentamiento, el de La Toja. Lo comunicaba el Gobierno local, horas después de que un incendio calcinase dos chabolas en el mismo poblado.

Es una asignatura pendiente de la ciudad, que se arrastra desde hace muchos años y que no tiene solución en un par de meses. El trabajo debe ser discreto, sensible y eficaz. Y no termina en un realojo. Requiere años de seguimiento, evaluación y revisión, pero el esfuerzo, en muchos casos, merece la pena.

Miércoles, 26 de abril

Fue el día de otra reunión de alcaldes de la comarca de A Coruña para reclamar un impulso al área metropolitana y un plan de transporte ambicioso que aproveche el fin de las concesiones a las diferentes empresas para reconfigurar el servicio en toda el área coruñesa. Al encuentro no asistieron los alcaldes de Abegondo, Carral y Arteixo, todos ellos del Partido Popular. Es más: fue un comunicado del PP el que explicó su posición.

Por muchas disculpas, excusas y argumentos que busquen, es un error claro que estos alcaldes se sometan a la lucha partidista de su formación política y no acudan a una reunión en representación de todos sus vecinos. Porque es en ese foro, en ese encuentro, en donde deben explicar sus puntos de vista, sus recelos y sus demandas. No acudir es un ejemplo de dejación de funciones impropio de un alcalde democrático.

Jueves, 27 de abril

El día estuvo marcado por los datos de la Encuesta de Población Activa. El paro subió en los tres primeros meses del año en cuatro mil personas en el conjunto de la provincia de ACoruña. Además, descendió el número de ocupados. Es un mal dato que han aprovechado los sindicatos para arremeter de nuevo contra la reforma laboral.

Es curioso cómo se usa la reforma laboral en beneficio del discurso de cada uno. Si se crea empleo, el Gobierno lo atribuye a la reforma laboral y los sindicatos lo niegan. Si se destruye empleo, los sindicatos lo atribuyen a la reforma laboral y el Gobierno lo niega. Son muchos los economistas que sostienen que las reformas laborales ni crean ni destruyen empleo. La creación o destrucción de puestos de trabajo es una consecuencia lógica del evolución de la actividad económica.

Viernes, 28 de abril

A Coruña tendrá presupuestos con cinco meses de retraso. La Comisión de Facenda del Concello ha aprobado las cuentas, tras aceptar el gobierno local aportaciones de los grupos de la oposición. El documento, por tanto, queda preparado para que sea aprobado de forma definitiva por el próximo pleno municipal. Las alegaciones de PP y PSOE han supuesto un recorte de más de siete millones de euros.

La negociación política de estos presupuestos municipales ha sido un auténtico despropósito. Los grupos han usado las cuentas para atizarse los unos a los otros despreciando el interés ciudadano y el interés general de la ciudad. Es un fracaso sin matices. Es cierto que hay que saber gobernar en minoría, pero no lo es menos que también hay que saber hacer oposición en minoría. Pedón por la ingenuidad, pero que sirva de ejemplo para que algo así no vuelva a suceder.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?