Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 13 de Diciembre de 2019

Otras localidades

"No rechistes que aquí va a haber fusiones"

Trabajadores del sector financiero denuncian que venden por anticipado productos de los que ni siquiera ellos conocen las condiciones

Convertir a los pequeños ahorradores en inversores para que las entidades financieras sigan generando comisiones está llevando a vender por anticipado productos de los que "ni siquiera conocemos las condiciones". Es la denuncia de los trabajadores del sector financiero cuya reconversión, ha dejado por el camino a 80.000 trabajadores en España, 20.000 de ellos en la Comunidad de Madrid, según los sindicatos. Proceso, el de la reconversión, que seguirán no ha terminado y eso es "un elemento más de presión"

Javier y Miguel llevan más de dos décadas trabajando en dos entidades financieras de Madrid. No se conocían, pero nada más comenzar la conversación comprobamos como el sistema de trabajo y las presiones  que denuncian, son las mismas.

De pequeño ahorrador a inversor 

"Nos obligan a convertir en inversores a pequeños ahorradores de toda la vida cuando lo único que buscan es seguridad para su dinereo". "Cómo le voy a vender a un cliente de 70 años, con todo pagado y 120.000 euros en la cuenta, un crédito que no necesita cuando lo único que busca es seguridad para su dinero. Si no lo intento, mi jefe me dirá que no valgo para esto". Aseguran que ahora "se vive con miedo" porque cada vez son más los despidos por baja productividad y "no rechistes que aquí va a haber fusiones" .

Fuentes del sector financiero aseguran a la SER que trabajar con objetivos es algo normal, como sucede en otros muchos sectores. Eso sí, puntualizan, eso "en ningun caso debe influir en el correcto asesoramiento del cliente". Tienen claro que hay un antes y un después del escándalo de las preferentes. "Vender algo que puede ser motivo de conflicto, termina volviéndose en contra del propio banco" señala

A la espera del gran tsunami en el sector

Roberto Tornamira, responsable del sector financiero del sindicato UGT, asegura que las presiones llegan desde el director de la oficina al último administrativo. A esto suma la prolongación de jornadas porque "se trabaja por las tardes en la oficina a puerta cerrada. Productividad que tienen las entidades, pero por la que no se paga a los trabajadores, no se cotiza a la seguridad social, ni se tributa a hacienda". Prolongación de jornadas, que según sus cálculos, evita que se contraten a 16.000 trabajadores

Pero lejos de pensar que lo peor ha pasado, teme que puede ir a peor. A las consecuencias de la digitalización del sector, cree que habrá que sumar el  "gran tsunami" con "la concentración de las entidades" que ya vienen de otro proceso similar.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?