Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 16 de Diciembre de 2019

Otras localidades

La SADE, satisfecha con la sentencia que anula la sobreprotección del Bellas Artes

Coro Odriozola: "Espero que las instituciones sean sensatas, que cambien de actitud y asuman que reconstruir el Bellas Artes es una operación de enorme coste"

Imagen de archivo del antiguo teatro Bellas Artes de San Sebastián. /

La SADE, la empresa propietaria del Bellas Artes, se ha mostrado "satisfecha" con la sentencia que anula la sobreprotección dictada por el Gobierno vasco sobre el antiguo teatro donostiarra, y que obligaba a la compañía a respetar una serie de elementos internos para la reconstrucción del inmueble. Unos límites que la empresa siempre denunció hacían inviable cualquier operación por su alto coste.

Ahora, el fallo emitido por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, que primera el estado de ruina del edificio por encima de su valor patrimonial, da la razón a la compañía, como ha defendido la gerente de la misma, Coro Odriozola, en una entrevista en Hoy por Hoy San Sebastián.

"Estamos satisfechos porque finalmente se ha reconocido algo que llevamos diciendo mucho tiempo. El Tribunal Supremo ya dijo que el edificio se encontraba en ruinas y es algo que hemos repetido antes las instituciones pero parece que es algo que no han querido ver, y al final nos han dado la razón", ha destacado Odriozola.

La gerente de la SADE, que ha asegurado que están a la espera de si el Gobierno vasco decide recurrir la sentencia o desiste, ha pedido "sensatez" a las instituciones y un "cambio de actitud", además de "asumir que reconstruir el Bellas Artes es una operación de enorme coste". Unos trabajos, según cálculos de la empresa, que podrían alcanzar los ocho millones de euros. 

"Reclamamos que nos permitan reconstruir el edificio en igualdad de condiciones con las parcelas que están alrededor del inmueble", ha añadido Odriozola, que ha recordado que la SADE siempre ha planteado "una reconstrucción fidedigna del edificio". "Pero claro, cuando el Gobierno vasco decidió sobreproteger el inmueble, hasta el cuadro eléctrico, las escaleras y el patio de butacas, en aquel momento nos ataron de pies y manos para hacer absolutamente nada".

Odriozola también ha defendido que ahora no tiene ningún sentido reponer la cúpula del edificio, unos trabajos que iban a ser asumidos por el Ayuntamiento de San Sebastián y cuyo coste iba a ser luego reclamado a la empresa. "El Tribunal Supremo ya dijo en su momento que cuando un edificio está en ruinas son las administraciones las que deben hacerse cargo de las reparaciones", además, "si el resto del edificio está enfermo no tiene sentido arreglar la cabeza".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?