Últimas noticias Hemeroteca

, 09 de de 2019

Otras localidades

Roca Rey le corta dos orejas al tercero y Castella las pierde con la espada en el cuarto

El peruano salió a hombros por la Puerta del Patio de Cuadrillas y el extraordinario toro del francés fue premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre

El diestro peruano Andrés Roca Rey da la vuelta al ruedo con las dos orejas cortadas al primero de su lote, durante la corrida de abono celebrada esta tarde en la Maestranza de Sevilla, con toros de la ganadería Victoriano del Río, en la que ha compartido cartel con el alicantino José María Manzanares y del francés Sebastián Castella / ()

El torero peruano Andrés Roca Rey, que ha cortado las dos orejas a un sobrero de Toros de Cortés lidiado en tercer lugar, ha sido el triunfador del festejo celebrado este Viernes de Farolillos en La Real Maestranza y de momento se erige también en triunfador de un ciclo taurino al que ya solo le restan dos festejos.

Se han lidiado cinco toros de Victoriano del Río y dos -el tercero titular y el bis- de Toros de Cortés, desiguales de presentación y mansos en conjunto a excepción de extraordinario cuarto, de nombre 'Derramado', premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre. De los mansos restantes, el tercero bis rompió a embestir con claridad en la muleta y quinto y sexto también se dejaron.

Sebastián Castella, de lila y azabache, silencio y vuelta tras aviso.

José María Manzanares, de purísima y oro, ovación tras aviso y ovación.

Roca Rey, de verde botella y oro, dos orejas tras aviso y ovación de despedida al salir a hombros por la Puerta del Patio de Cuadrillas.

En cuadrillas, José Chacón saludó tras banderillear al cuarto.

La plaza se llenó hasta la bandera en tarde de nubes y claros con lluvia en el último toro.

Castella recibió a portagayola al primero, que derribó con estrépito al caballo que hacía puerta. El toro tardeó mucho y tuvo poca vida, dando opciones nulas francés. Sí las tuvo el cuarto, un toro castaño, al que Castella lanceó con gusto a la verónica. Bravo en el caballo, el diestro galo lo brindó al respetable, comenzando la faena con unos ayudados que, por bajo, tuvieron enorme sabor. El toro pedía distancia y mano baja y ambas cosas le dio Castella sobre todo por el pitón derecho, siendo sublimes los cambios de mano en los remates. La estocada trasera precisó de tres descabellos que se llevaron el premio de dos orejas.

Manzanares no tuvo suerte con su lote, dos hermanos de vaca con un año de diferencia -cinqueño fue el quinto- que mansearon. Y eso que su primero le dejó cuajar tres series por el pitón derecho antes de rajarse descaradamente. El quinto tuvo más movilidad pero nula entrega, encontrándose, eso sí, con la firmeza del alicantino.

Roca Rey triunfó con el tercero bis, del hierro de Toros de Cortés, con el que ya se templó a la verónica. Comenzó la faena inmenso por estatuarios y el toro pegó una carrera hacia chiqueros. Allí lo cuajó el peruano por ambos pitones, logrando el doble trofeo tras una estocada desprendida. Pese a la inoportuna lluvia, pudo redondear en el sexto, otro manso que se dejó en la muleta, pero el fallo con el descabello lo dejó todo en una fuerte ovación.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?