Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 01 de Abril de 2020

Otras localidades

Derecho a seguir creyendo

El Villa de Aranda supera a Naturhouse (30-25) y mantiene vivas sus opociones de seguir en Asobal.

El Villa de Aranda gana crédito en su lucha por la permanencia

El Villa de Aranda gana crédito en su lucha por la permanencia / Cadena SER

"Si se puede". Creer en esa idea fue la clave del triunfo del Villa de Aranda. 30-25 ante Naturhouse. Ese aliento fue con el que las cerca de dos millares de gargantes congregadas en el Príncipe de Asturias impulsaron a su equipo a seguir creyendo en la salvación. Un triunfo que fue más allá de lo deportivo, de eso que sucede durante algo más de hora y media en una cancha, traspasó lo emocional para romper estigmas. Los amarillos no ganaban en casa desde la novena jornada, cuando superaron a Cuenca (29-28). Una victoria con la que los de Álvaro Senovilla se despojaron de una ansiedad que los ha llevado a los puestos de descenso. Y es que ahora comienza otra etapa, la definitiva.

Con ese "Si se puede", la escuadra amarilla volvió a demostrarle a Naturhouse por que es tan difícil llevarse los puntos del Príncipe de Asturias. Y es que el equipo, esta vez sí, fue aquel de las grandes citas. Llegó a ponerse siete goles por delante (19-12) para demostarse muchas cosas a sí mismo. Los riojanos sufrieron la reacción que se esperaba y en la estadística sumaron su tercera derrota en cinco visitas. Los otros dos encuentros, un empate y tan sólo una victoria de los de 'Jota' González, que en rueda de prensa afirmó que "esta es la peor segunda vuelta desde que llevo en Logroño".

El ecuentro siguió el guión que esperaban los más optimistas con rentas a favor y un gran acierto en portería. Xoan Ledo sostuvo al equipo, que con altibajos, logró despegarse en el marcador para cerrar un esperanzador primer acto con seis goles de ventaja (17-11).

La tarde pintaba demasiado soleada hasta que sucedió lo previsible, la reacción riojana. Los de 'Jota' González, sin Rocas y un Montoro tocado, bajaron enteros, pero la calidad de Langaro o Ángel Fernández ajustaron la contienda a falta de quince minutos para el final (20-19).

El miedo, los fantasmas, el 'run-run' en la grada, la desesperación, el cabreo... todas esas sensaciones empequeñecieron por momentos los gritos de la afición y la moral de los jugadores. Pero este no iba a ser el partido de la condena, no en casa, no con dos jornadas por delante, y menos aún con la entrega, el pundonor y la fe ciega de una ciudad que vive el balonmano como pocas en este país; como ninguna.

Naturhouse no fue capaz de cobrarse una pieza, que herida, encontró el único resquicio para escapar. Los riojanos fallaron y en los amarillos, con un Nantes espectacular, comenzó a erijirse en la pieza clave un Amorin del que se esperan grandes tardes. Ni la expulsión de 'Mosca' frenó a los de Senovilla que cerraron el choque acompasando los gritos enfervorecidos de una grada que volvió a creer y a contagiar a un equipo que ahora se jugará otra bala más en Santander este próximo sábado. "Si se puede".

 

Ficha Técnica:

Villa de Aranda (30): Xoan Ledo, Montserrat, Moscariello, Megías (2), Nantes (8, 1p), Iker Antonio y Manu (3) -siete inicoal-. También jugaron: Amérigo; Bojicic (3), Fernández (2), Moyano (2), Solenta, Bicho, Amorim (7), Ortega (3, 3p) y Álvaro Torres.

Naturhouse La Rioja (25): Aguinagalde, Luisfe (1), Víctor Vigo, Javier García (2), Langaro (7), Muñoz (4, 3p) y Ángel Fernández (5) -siete inicial-. También jugaron: Kappelin, Migallón, Rocas, Peciña (2), Montoro (2), Garabaya (1), Molina, Garciandía y Kukic (1).

Árbitros: Monjo Ortega y Raluy López. Exclusiones: Bojicic, Ortega y Moscariello en el Villa de Aranda. Peciña (2), Víctor Vigo y Carlos Molina en Naturhouse.

Parciales: 2-0, 5-4, 9-6, 11-10, 14-11 y 17-11. (descanso). 19-15, 20-17, 20-19, 24-22 y 26-24 (final).

Incidencias: 28ª jornada de Liga ASOBAL en el Pabellón Príncipe de Asturias con la presencia de 1.200 espectadores.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?