Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 18 de Agosto de 2019

Otras localidades

Medio Ambiente protege las orcas del Estrecho y el Golfo de Cádiz

Este jueves 18 de mayo entra en vigor el plan de conservación aprobado por el Ministerio, que restringe el avistamiento de cetáceos o el uso del sonar en la zona

Ejemplar de orca en un acuario /

Se estima que la población alcanza el medio centenar de ejemplares. El área crítica de la especie está situado en el Estrecho Central y la ensenada de Barbate, Conil y Banco Majuan, en Cádiz. Hay otras dos zonas importantes situadas entre Isla Cristina y Faro -en Portugal- y en Marruecos. Este cetáceo encuentra un hábitat esencial para su alimentación en estos lugares. 

Este jueves 18 de mayo entra en vigor el plan de conservación de las orcas que habitan en el Estrecho y el Golfo de Cádiz que ha sido aprobado por el Ministerio de Medio Ambiente.

Amenazas

La especie está amenazada y aparece en la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Su supervivencia se ve afectada por la reducción de sus presas debido a la sobrepesca y los efectos del cambio climático. Otros problemas son la degradación de su hábitat debido a la construcción de infraestructuras en alta mar, el ruido submarino, el intenso tráfico marítimo, el progresivo aumento de la industria turística de observación de cetáceos en la zona, o la contaminación de las aguas.

Entre el uno de marzo y el 31 de agosto, según esta norma, no se podrán utilizar sistemas de exploración submarina o subterránea -tanto por medio de sondas, aire comprimido o explosiones controladas como por medio de perforación subterránea), ni desarrollar la actividad de observación de cetáceos, ya sea de tipo comercial, privada o científica, en el área crítica.

Quedarán excluidas del ámbito de aplicación de esta orden las zonas de servicio de los puertos de interés general.

El ruido puede enmascarar, alterar o interrumpir las vocalizaciones, cambiar los patrones de natación, buceo y agregación, inducir al abandono o la evitación del hábitat, debilitar el sistema inmune a causa del estrés, o provocar lesiones en los órganos auditivos de forma temporal o permanente que incluso podrían conducir a la muerte. Estos efectos repercuten en actividades vitales para la supervivencia y la reproducción de la especie, como la detección de presas, la evitación de situaciones de peligro, la navegación y la orientación, la comunicación y el mantenimiento de la cohesión social (fundamental en especies sociales como las orcas).

Población

En este área marina los individuos se organizan en cinco grupos sociales estables y se encuentran asociados, espacial y estacionalmente, al stock del atún rojo del Atlántico este y Mediterráneo. El escaso tamaño poblacional de las orcas del Estrecho y golfo de Cádiz no es favorable para su conservación.

En el último censo, realizado en 2015, se estimó que la unidad de gestión de orcas del Estrecho y golfo de Cádiz está compuesta por un total de 50 individuos.

La distribución espacial de la orca del estrecho de Gibraltar y golfo de Cádiz varía en función de los movimientos migratorios de su principal presa, el atún rojo (Thunnus thynnus), y de diferentes variables fisiográficas, oceanográficas y geográficas. Así, en primavera, cuando el atún rojo entra en el Mediterráneo durante su migración gamética, las orcas se localizan en aguas someras de la ensenada de Barbate, en el golfo de Cádiz. De acuerdo con los modelos predictivos de presencia de la especie, la distribución en esta época del año está determinada por la batimetría y por la longitud geográfica, de manera que es más probable que la orca se encuentre presente en aguas cuya profundidad sea inferior o igual a 950 metros y estén localizadas dentro del rango de longitud 8,5°-4° W, aunque existirá una mayor densidad cuanto menos profundas sean las aguas. Así, las orcas esperan a sus presas en la ensenada de Barbate donde, tras detectar su llegada, las persiguen y capturan aprovechando la imposibilidad que existe en estas aguas someras de que los atunes se refugien a una profundidad superior a los 300 m, profundidad por debajo de la cual las orcas no suelen sumergirse. La modelización resalta asimismo otras dos zonas importantes para la presencia de la orca en primavera en aguas poco profundas del golfo de Cádiz: las correspondientes a Marruecos y las situadas entre Isla Cristina y Faro (Portugal).

En verano, durante la migración trófica del atún rojo, cuando regresa de sus áreas de desove y se dirige hacia aguas atlánticas, las orcas se observan en las aguas poco profundas de la parte central del estrecho de Gibraltar, ya sea asociadas a la pesquería de atún rojo de caña o línea de mano, depredando las capturas de los barcos de pesca, o persiguiendo activamente a estos túnidos en caso de no haber pesquerías en la zona.

En consecuencia, tanto la presencia de las pesquerías de caña o línea de mano, como las aguas poco profundas del Estrecho y el cuello de botella que representa este paso natural para la migración trófica del atún rojo atlántico, explican la alta probabilidad de presencia de la especie en el área, tanto en primavera como en verano. Por otro lado, en ocasiones, las orcas son también avistadas en aguas del sur de Portugal e Isla Cristina, a principios de verano.

Las orcas del Estrecho y golfo de Cádiz poseen una estructura social compleja muy fuerte y perdurable, de tipo matrilineal, compuesta por manadas cuyos integrantes se organizan alrededor de una hembra matriarca de la que son descendientes. Los individuos permanecen en sus manadas desde que nacen, asociándose puntualmente con los de otras para la reproducción. Existen cinco manadas en el área del Estrecho y golfo de Cádiz que se pueden agrupar, según sus hábitos alimenticios, en dos grupos: Orcas del Estrecho: cuya dieta está basada exclusivamente, al menos estacionalmente, en atún rojo: manadas de A1, A2, B y C; Orcas del golfo de Cádiz: que se alimentan básicamente de atún rojo pero también de una serie de especies secundarias: manada D. Todas las manadas de orcas han sido observadas en las aguas situadas frente a las costas de Barbate, en primavera. Durante los meses de verano, sin embargo, tan solo las manadas A1, A2 y B han sido vistas en las aguas centrales del Estrecho, y únicamente la A1 y la A2 han sido observadas interaccionando con la pesquería de caña o línea de mano.

La orden ministerial

Las actuaciones del Ministerio irán dirigidas a la protección, conservación y recuperación tanto de la población de orcas como de su hábitat, basándose en la mejor información científica disponible y teniendo en cuenta las características socioeconómicas del entorno.

La aplicación, seguimiento y coordinación del Plan de Conservación corresponderá a la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar.

El Plan de Conservación tiene una vigencia indefinida. Los resultados de la aplicación del Plan de Conservación serán evaluados cada tres años.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?