Viernes, 14 de Agosto de 2020

Otras localidades

Ayuntamientos

La empresa IPG a un paso de ser liquidada

El Ayuntamiento de Gandia asumirá la deuda de más de 20 millones de la empresa pública

Lorena Milvaques, Diana Morant y Ciro Palmer

Lorena Milvaques, Diana Morant y Ciro Palmer / Àlex Oltra

Dos años después de que arrancara la legislatura, el gobierno de PSOE y Més Gandia, con el apoyo de Ciudadanos, liquidará en los próximos días, de forma definitiva, la empresa Iniciatives Públiques de Gandia. Así lo han anunciado hoy la alcaldesa, Diana Morant, la vicealcaldesa, Lorena Milvaques y el portavoz de la formación naranja, Ciro Palmer.

En una extensa rueda de prensa en la que la primera edil ha recordado que hasta la llegada del PP al gobierno, las empresas públicas creadas por el anterior ejecutivo socialista arrojaban anualmente un balance positivo, Diana Morant ha anunciado que el Ayuntamiento de Gandia, ahora sí, está en disposición de asumir los activos y pasivos de IPG. Ello significa que el consistorio absorberá los bienes pero también las deudas de la empresa pública, que ascienden a 20 millones de euros, además de hacerse cargo de los 31 trabajadores cuya nómina corre a cargo de la empresa pública. Y para hacerlo con las garantías necesarias, decía la alcaldesa, han tenido que transcurrir dos años, necesarios a su vez para recomponer en parte la maltrecha situación económica del consistorio.

Diana Morant, alcaldesa de Gandia, ha enumerado las operaciones llevadas a cabo por el anterior gobierno del PP a través de IPG, y que la primera edil ha calificado de “horrores”, como la compra de la galería comercial de un hotel de la playa, las desapariciones misteriosas de ordenadores y de información de las cuentas de IPG o la contratación de cerca de 200 personas en la empresa pública cuyo despido ha supuesto un gasto de 1 millón de euros al ayuntamiento.

Todo ello, añadía la vicealcaldesa, Lorena Milvaques, sin que la oposición pudiera fiscalizarlo porque el PP no permitió que tuvieran representación en el Consejo de Administración de IPG. Ahora, decía la también portavoz de Més Gandia, todas las operaciones derivadas de IPG estarán controladas por los funcionarios públicos.

El apoyo del único concejal de Ciudadanos, Ciro Palmer, se ha vuelto, de nuevo, imprescindible para que el Ayuntamiento de Gandia asuma los activos y pasivos de IPG. Palmer ha felicitado a los liquidadores de la empresa pública por su arduo trabajo en estos dos años y ha añadido que su partido siempre formará parte de las soluciones.

La alcaldesa, por último, ha pedido disculpas a los proveedores de la empresa pública, a los que se ha comprometido a saldar la deuda poco a poco. De momento, en el presupuesto de este año, de los 16 millones de superávit, 9 se destinarán a abonar facturas extrapresupuestarias y 7 a pagar deuda a proveedores.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?