Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 10 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Minuto sin silencio

Si la utilidad de un político es siempre dudosa, un político en silencio solo sirve para ocultar maniobras inconfesables

Una de las instituciones más ridículas de los tiempos modernos es el minuto de silencio, tan socorrido en Balears.

La manifestación silenciosa tendría sentido como una protesta contra los gobernantes, a cargo de los ciudadanos siempre sometidos.

Sin embargo, el minuto resulta absurdo en la autoridad competente en teoría.

Precisamente por eso, los políticos se han adueñado de los minutos de silencio. Eluden así la exigencia de responsabilidades.

Por ejemplo, hubo un minuto de silencio tras el asesinato hace un año de Lucia Patrascu a manos de su marido.

Después del minuto de silencio vino un año de silencio, durante el que no se ha aclarado por qué la mujer asesinada estaba dos horas antes en un cuartel de la Guardia Civil.

Hay que sustituir los minutos de silencio por los minutos sin silencio.

En el minuto sin silencio después del atentado de Manchester, las autoridades locales nos explicarán con todo detalle el riesgo real de un atentado en Balears, las personas bajo vigilancia y nuestro nivel de miedo.

Si la utilidad de un político es siempre dudosa, un político en silencio solo sirve para ocultar maniobras inconfesables.

En la radio no caben los minutos de silencio. Por eso es un medio vivo, donde la mentira se detecta incluso en el tono de voz.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?