Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 19 de Enero de 2020

Otras localidades

BiciMAD se pone las pilas

El servicio público de alquiler de bicicletas eléctricas crecerá en breve con 468 bicis más y otras 40 estaciones con el reto de duplicar su tamaño en 2019 y extenderse más allá de la M-30

Balance de los seis primeros meses de gestión pública de BiciMAD /

El Gobierno de Manuela Carmena (Ahora Madrid) empieza a estar más que satisfecho con la buena marcha, ahora sí, de BiciMAD. Tras 6 meses de gestión municipal, la disponibilidad diaria de bicicletas operativas ha aumentado en más de un 50%; los errores en los anclajes se han reducido de forma drástica en más de un 80% y las incidencias y reclamaciones han caído hasta el 4%.

En los próximos meses habrá medio millar de bicis más, con otras 40 estaciones en la almendra central, tras haberse adquirido 1.100 bicicletas nuevas que garantizan la disponibilidad, y el principal reto ahora es duplicar el servicio en 2019, hasta las 4.000, más allá incluso del anillo de la M-30.

La portavoz del Gobierno municipal, Rita Maestre, ha presentado los datos junto a los delegados Inés Sabanés (Medio Ambiente y Movilidad) y Carlos Sánchez Mato (Economía y Hacienda) y el director gerente de la EMT, Álvaro Fernández Heredia.

“Lo público funciona mejor”

La lectura política de esta mejora del servicio -antes en manos de Bonopark- es que, según Maestre, es que “desde lo público se puede hacer una gestión mejor incluso” que cuando interviene la iniciativa privada. La gestión del servicio de préstamo de bicicletas de Madrid pasó a depender de la EMT en virtud de un acuerdo por el que el Ayuntamiento pagó 10,5 millones de euros a la concesionaria.

Actualmente hay unos 63.000 abonados, mil menos que la cota máxima, que estuvo en 64.000. El número de abonados comenzó a recuperarse después de un descenso en invierno y se espera que con el aumento de las bicicletas disponibles crezcan también los usuarios.

Desde que el sistema está en manos de la EMT (Empresa Municipal de Transportes), el Ayuntamiento también ha conseguido tomar el control del cien por cien de la flota, tras haber sustituido todos los sistemas de localización, reduciéndose también los actos de vandalismo.

Según ha explicado Fernández de Heredia, este sistema recibe una aportación del Ayuntamiento y, aunque la empresa privada declaró que tenía pérdidas, desde que se ha cambiado el modo de gestión, la EMT no ha perdido dinero y aspira a que el servicio sea rentable.

Sabanés también ha puesto de manifiesto su intención de que la EMT se convierta en "la gran empresa de movilidad de la ciudad" y se ha enorgullecido del "esfuerzo" realizado por el equipo para recuperar el servicio de alquiler.

En manos de la EMT

La EMT se quedó con el servicio un año después de que se hiciese público que la empresa concesionaria había declarado pérdidas de 300.000 euros mensuales, motivo por el que había solicitado al Ayuntamiento un reequilibrio económico.

BiciMAD se puso en marcha en junio de 2014 con Ana Botella (PP) como alcaldesa. En el momento de la cesión a la EMT, la empresa contaba con 2.028 bicicletas a motor y 4.128 anclajes repartidos en 165 estaciones.

Entre todos los problemas del sistema, el principal es el del vandalismo, que generó que solo entre junio de 2014 y octubre de 2015 desapareciesen o fuesen inutilizadas hasta 1.000 bicis de BiciMAD.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?