Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 13 de Noviembre de 2019

Otras localidades

El trasaltar de la catedral de Burgos estará restaurado en 2020

La actuación costará 1,4 millones que pagarán la Junta de Castilla y León y el Cabildo

La restauración del trasaltar de la catedral terminará en 2020 y costará 1,4 millones de euros, ha informado hoy la consejera de Cultura de la Junta de Castilla y León, Josefa García Cirac, que ha precisado que la inversión será pagada a partes iguales por el gobierno autonómico y el cabildo del templo. La restauración de los tres relieves de Felipe Vigarny comenzará en 2018 y finalizará en 2020, de manera que la actuación esté terminada antes de 2021, cuando se cumple el octavo centenario de la colocación de la primera piedra de la catedral de Burgos.

La actuación implicará el desmontaje de dos de los relieves, que forman un conjunto que "es una Semana Santa puesta en escultura", ha explicado el arzobispo de Burgos, Fidel Herráez. El desmontaje permitirá actuar detrás de estas piezas y corregir los problemas de humedad que han provocado la filtración de sales que ha deteriorado el conjunto, antes de volver a montar los relieves una vez restaurados en un taller que se instalará en la propia catedral.

La consejera de Cultura ha explicado que durante todo el proceso se organizarán conferencias y visitas técnicas para que se puedan seguir los detalles de la actuación. Dada la envergadura y complejidad de la intervención en una pieza importante de la catedral, declarada Patrimonio de la Humanidad, la Junta de Castilla y León comunicó a la Unesco los detalles del proyecto y este organismo internacional ha respondido felicitando por el "rigor técnico" y las soluciones teóricas y prácticas que se han planteado para una actuación como "complejidad" también reconoce.

Para el presidente del Cabildo metropolitano del templo, Pablo González, esta actuación supone "un alivio", porque esta era una de las cosas del templo que "dolía en el alma al Cabildo". En este sentido, el arzobispo de Burgos, Fidel Herráez, ha considerado una "sana obsesión" el empeño de buscar un sistema de climatización para la catedral que la haga "accesible" en todos los momentos del año, porque, aunque ha habido 18 versiones de convenio con la Junta de Castilla y León para resolver el problema de las bajas temperaturas en invierno sigue sin llegarse a una solución.  "El calor humano no es suficiente en invierno para que los visitantes no se sientan rechazados por un frío que no llega a ser de un congelador, pero si de un frigorífico", ha afirmado el arzobispo.

Sobre este asunto, la consejera de Cultura se ha limitado a asegurar que se están buscando soluciones "eficientes y sostenibles" de climatización, aunque ha reconocido que se trata de un problema complejo para evitar daño a las obras de arte del templo y porque hay que someterse a la normativa internacional, dado el carácter de Patrimonio de la Humanidad de la catedral.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?