Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 21 de Agosto de 2019

Otras localidades

Antonio Pérez: “Cuenca es una ciudad más moderna y abierta de lo que parece”

El editor y coleccionista, nombrado Hijo Predilecto de Castilla-La Mancha, repasa su vida en una conversación en la SER hablando de amigos, de arte, de literatura, de música y de Cuenca

Antonio Pérez en el estudio de SER Cuenca durante la entrevista. /

Antonio Pérez Pérez (Sigüenza, 1934) ha sido nombrado Hijo Predilecto de Castilla-La Mancha en el Día de la Región de 2017 motivo por el cual le hemos invitado al programa ‘Hoy por Hoy Cuenca’ para mantener con él un tiempo de conversación. A lo largo de casi una hora de entrevista, el editor y coleccionista realiza un repaso por su vida, por sus relaciones con los amigos (entre ellos grandes artistas, músicos y escritores), por sus pasiones y aficiones, por sus gustos, por sus quehaceres actuales que le llevan a tener una visión amplia de la sociedad actual desde las calles de Cuenca, por las que pasea a diario, hasta los grandes centros de arte contemporáneo de todo el mundo. Compartimos este tiempo de radio con Jorge Monedero, colaborador semanal del programa en la sección de Cultura y amigo personal de Antonio Pérez.

Tiempo de conversación con Antonio Pérez en 'Hoy por Hoy Cuenca'. / Paco Auñón

Un día llegó a Cuenca y se quedó. Antonio Pérez, que ha recorrido andando los ríos de la península, que ha editados en París los libros que estaban prohibidos en España durante la dictadura y que se ha codeado con los grandes artistas contemporáneos de la segunda mitad del siglo XX, vive ahora tranquilo en la ciudad que le ha acogido como uno más de sus paisanos.

Andar y ver

Antonio Pérez, en el centro, recibe de manos del presidente regional Emiliano García-Page, el título de Hijo Predilecto de Castilla-La Mancha. / JCCM

Antonio Pérez es un gran conversador, sobre todo si se encuentra cómodo con el interlocutor. Del trabajo de la Fundación y de la obra artística que alberga tiene rollo para rato. Pero también de sus años de editor en París o de las múltiples anécdotas vividas con Antonio Saura, Manolo Millares y tantos otros artistas con los que ha gestado amistad.

Reconoce que lo más importante que hecho en su vida es “andar, andar y ver”. Ya en el Quijote se dice que “el andar y el ver hacen que el hombre sea más sabio y más discreto”.

Antonio Pérez, cual Quijote, con 17 años cogió un macuto y se fue a andar... por los ríos de España. En 1954 el Duero, después el Tajo y el encuentro con el escultor Berrocal y una frase: “hay en Cuenca dos chicos muy simpáticos”, en referencia a Saura y Millares.

Llega a Cuenca

Con poco más de 20 años Antonio Pérez llega a Cuenca y llama a la puerta de Antonio Saura. Dice que le adoptaron. Qué se quedó a dormir. Es el año 1957. Al año siguiente se instala en París, ciudad en la que seguía en contacto con Saura. En la capital francesa convivieron durante más de 20 años. Pero los veranos eran para Cuenca, para compartir en la casa de Saura, hasta que Antonio se compró una, enfrente.

Su 'afición' a esta ciudad se asentó con la creación, ya en los años 60, del Museo de Arte Abstracto Español de la mano de Fernando Zóbel y Gustavo Torner.

Editor

Profesionalmente se identifica más como editor que como coleccionista. La creación de la editorial Ruedo Ibérico dice que ha sido lo más importante de su vida. Desde allí se publicaban los libros prohibidos en la época del franquismo.

Instalado en Cuenca siguió editando pero con la serie Antojos publicando libros de pintores como Saura, Zóbel, Gordillo o del Grupo Crónica. Ediciones de cien ejemplares numerados y firmados. El primero de esta serie: los 'Responsos' de Saura.

Coleccionista

La primera obra de arte que llegó a sus manos fue un dibujo de Antonio Saura que le hizo para un libro de firmas que llevaba en sus viajes por el río Tajo. “El ángel de Cuenca que te acompañe”, se llamaba.

En los años 90 crea la fundación que lleva su nombre con el apoyo de la Diputación Provincial. Desde entonces, las salas y pasillos laberínticos del antiguo convento de las Carmelitas de Cuenca, acogen una importante colección de arte contemporáneo, atesorado a lo largo de su vida de amistad con tantos pintores.

Objetos encontrados

El propio Antonio Pérez se anima a ser artista y crea la colección del 'Objeto Encontrado' que se expone por primera vez en el Círculo de Bellas Artes de Madrid en 1994.

El primero de esos 'objetos', un vilano metido en un frasco de cristal. De ese encuentro hace más de 60 años. Dice que todos los veranos sigue recogiendo vilanos, los mete en frascos y los regala después en Navidad. Y la colección se amplía a diario. En cualquier caso, confiesa, nunca se ha encontrado ni un Rembrant ni un Velázquez ni un Goya.

Conquense

Como un conquense más, le vemos sentado en las escaleras de la catedral, o caminar cuesta abajo cuando caen las luces para verle entrar en la taberna Jovi donde termina el día.

Viajero empedernido, si le pides que te recomiende un lugar para visitar, a pesar de conocer medio mundo, a pesar de que le conocen en París o en Nueva York, él siempre dice que hay que visitar, Sigüenza, el pueblo en el que nació.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?