Domingo, 28 de Febrero de 2021

Otras localidades

Juan Luis M. Retamino

‘Nadie piensa dimitir’

Estaba cantado que el señor Moix (Don Manuel) iba a dimitir. Solo era cuestión de tiempo. Lo que no entiendo es porque se ha empecinado en mantenerse en el cargo de Fiscal Jefe Anticorrupción

Firma Juan Luís M. Retamino, 'Nadie piensa dimitir'

Estaba cantado que el señor Moix (Don Manuel) iba a dimitir. Solo era cuestión de tiempo. Lo que no entiendo es por qué se ha empecinado en mantenerse en el cargo de Fiscal Jefe Anticorrupción. Pero menos entiendo que lo nombraran, quien corresponda, para dicho cargo, habida cuenta su, digamos, historial de amistades peligrosas que tenía, y que seguirá teniendo probablemente. Lo lamentable del caso no es que haya dimitido tarde, sino que ha renunciado -para ser más preciso- al cargo luego de saberse que tenía en Panamá un chiringuito financiero. Con actividad o sin ella, tener una sociedad instrumental (sociedad offshore dicen los más ilustrados) en un país considerado por todos como paraíso fiscal no está bien. Está muy mal. Podrá ser legal, pero no es ético. Y lo que no es ético nunca suele ser estético. Pero como decía, lo lamentable del caso es que haya sido una vez más los medios de comunicación, los que hayan dado a conocer esta situación. Chapó por esa fuerza e influencia que se atribuye al cuarto poder que se dice que es la prensa y por extensión los demás medios de comunicación, periódicos, televisión y radios.

Yo ya me he acostumbrado tanto en la política como en el deporte a saber cuándo un presidente de un club, un entrenador o un político va a dimitir. Hay frases hechas cargadas de mentira, de falsedad.

Si un dirigente político, sea diputado, senador, ministro, alcalde o concejal le dice a un ciudadano: usted no se preocupe, es que hay motivos para preocuparse. Preocúpese y de veras, si oye de boca de un cargo público decir que no hay que preocuparse.

Con la dimisión pasa igual. Cuando un entrenador de fútbol dice que no piensa dimitir, aunque el club al que entrena esté el último de la tabla, y el presidente del club le reitere su confianza un lunes por la mañana después de la derrota del domingo anterior, es que tiene los días contados. ¡Qué digo los días! ¡Las horas contadas!

En política suele ocurrir igual. Y se ha visto con el sr. Moix. Dijo que no pensaba dimitir. Pues dimitió.

Lo que debe saber la gente es que el sr. Moix no ser va a su casa tras dimitir. Sino que vuelve a su antiguo cargo que tenía en el Tribunal Supremo como fiscal de sala. Una canonjía vamos.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?