Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 18 de Julio de 2019

Otras localidades

Xàbia restringe el paso de vehículos a la cala Granadella

La medida se adoptará del 1 de julio al 30 de agosto, entre las 10 y las 19 horas

Imagen de la cala de la Granadella de Xàbia. /

El Ayuntamiento de Xàbia limitará el acceso de coches particulares a la cala Granadella durante este verano.

En concreto, el Consistorio xabiero ha optado por restringir el acceso de los vehículos motorizados a la cala, entre el 1 de julio y el 30 de agosto. 

Para ello, se instalará una barrera con servicio de controlador en la parte alta de la carretera autonómica CV-7420, donde también se ha habilitado un parking con capacidad para unos 200 vehículos.

Con este sistema, se cerrará al tráfico particular de 10 a 19 horas (el resto del día sí se podrá acceder con normalidad), estando solo permitida la entrada de vecinos y trabajadores (tendrán tarjetas de residente asociadas a la vivienda que les permitirán entrar y salir con libertad de horarios y que pueden tramitarse ya en las oficinas de Turismo), de los taxis y de un autobús turístico gratuito que el Ayuntamiento pondrá a disposición de los bañistas y que durante todo el día hará la ruta circular cada 15/20 minutos.

En la zona de cala, la calle Tío Catalá se reservará como parking de residentes, y los visitantes que accedan antes de las 10 horas podrán estacionar en el terreno del antiguo cuartel de la Guardia Civil y la calle Pic Tort, que tendrá un único sentido de salida de la playa.

Reunión con vecinos

Esta medida de regulación de tráfico ha sido trasladada por el alcalde José Chulvi, y las concejalas de Urbanismo y Servicios, Isabel Bolufer y Kika Mata, a los vecinos y empresarios de la Granadella.

En la reunión se transmitía desde el ejecutivo xabiero que lo que se pretende es evitar el colapso y sobreexplotación sufrido en el entorno de la playa los últimos veranos, una situación que merma la calidad turística y que incluso podía poner en riesgo la seguridad y dificultar la evacuación o el acceso de vehículos de emergencia ante una hipotética situación de peligro.

Pero además, se suma la orden dictada por la Confederación Hidrográfica del Júcar de cierre inmediato del barranco como aparcamiento y vial de circulación, lo que comporta perder 70 plazas de parking (la gran mayoría de la bolsa disponible en la cala) y dificulta todavía más el tráfico bidireccional por la calle Tío Catalá.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?