Jueves, 27 de Enero de 2022

Otras localidades

Opinión

El recorrido de un nombre

La Firma de Doroteo González

Cada municipio tiene su propia normativa para bautizar sus calles y avenidas. Normativa que también debe ser de uso para el cambio de la nomenclatura inicial del callejero o de los lugares o de cualquier otro tipo de instalaciones que se encuentren dentro de su contorno. Es cierto que hay trámites que no son del todo autónomos ya que hay normas de rango superior que pueden condicionar las decisiones locales.

Sin embargo, una instalación deportiva designada por acuerdo municipal puede cambiar perfectamente su nombre sin que ello suponga quebranto alguno a decisiones anteriores. En alguna ciudad se ha debatido sobre el cambio de nombre de un pabellón de deportes que llevaba el de Príncipe Felipe argumentándose que quien donó su nombre carecía ya del rango de heredero a la corona y porque, además, había un sentimiento popular más o menos generalizado de otorgarle la distinción a alguien vinculado al deporte y al lugar de referencia.

En este sentido nosotros en Palencia estamos a la espera. A la espera de que un pleno municipal tome la decisión de cambiar el nombre del Pabellón Marta Domínguez. Parece que es una decisión que nunca acaba de llegar pero que el gobierno municipal del Partido Popular tendrá que aceptar aunque sea a regañadientes. Los informes jurídicos establecen de manera clara e inequívoca que darle nombre de una persona a un edificio municipal no se trata de un acto vitalicio y, por lo tanto, el cambio no conlleva ningún trámite especial.

En nuestro caso el cambio de nombre es sumamente importante dada la repercusión que tiene el deporte en la sociedad como palanca trasmisora de valores. Porque el nombre que distingue una instalación deportiva tiene algo de inconsciente grafológico: revela el carácter, la personalidad y, entre otras cosas, el modo de entender las reglas del juego en los actos cotidianos y trascendentes en la vida de quien es merecedor de tal privilegio. Del nombre que jalona la fachada principal de una instalación deportiva destilan parámetros entrelazados con la conducta ciudadana del lugar, de aquello que para el sentimiento colectivo significan aspectos como la serenidad, el corazón y la honestidad, y no tratarse sólo de simples apariencias.

Así que, ya que se trata de remodelar, remodélese lo tangible y lo intangible y que lo más importante no se ciña tan sólo al alojamiento en su interior de un espectacular marcador en forma de cubo de última generación. Y si la inquietud por el cambio viene determinada por un nuevo nombre a elegir, yo les propongo uno de inmediato: juego limpio.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?