Lunes, 21 de Junio de 2021

Otras localidades

SANIDAD SANIDAD Simón: "Hay que tener mucho cuidado con la variante delta"
EL CRIMEN DEL ANTIGUO

El acusado de matar a su hijo rechaza los cargos y dice que no pidió ayuda por estar en shock

La fiscalía sostiene que el procesado mató a su hijo para vengarse de su exmujer. La defensa sostiene que el menor se hirió de forma accidental

Vista general de una sala de juicios en una imagen de archivo.

Vista general de una sala de juicios en una imagen de archivo. / Cadena SER

El hombre acusado de matar a su hijo de una cuchillada en San Sebastián en diciembre de 2011 ha negado hoy haber asesinado al niño, que tenía 13 años por aquel entonces, ha sugerido que el fallecimiento fue un accidente y se ha excusado por no haber pedido auxilio porque, según ha dicho, entró en estado de shock.

El procesado ha declarado esta tarde en la segunda jornada del juicio que se sigue por estos hechos en la Audiencia de Gipuzkoa, tras la constitución ayer del tribunal encargado de enjuiciar el presunto crimen y las alegaciones expuestas esta mañana por las partes ante el jurado.

La Fiscalía pide 18 años de cárcel para el encausado, pena que la acusación particular, que ejerce su exesposa y madre de la víctima, eleva hasta los 20 años, mientras que la defensa solicita su libre absolución.

Las dos acusaciones sostienen que la mañana del 1 de diciembre de 2011 el inculpado apuñaló a su hijo en el que hasta entonces había sido el domicilio familiar como venganza contra su exmujer de la que se encontraba en proceso de divorcio.

Por el contrario, la defensa sugiere que el menor murió víctima de un accidente al clavarse un cuchillo con el que estaría intentando abrir una hucha, subido en una banqueta, tras cogerla de lo alto de un armario, y caer al suelo. Posteriormente, el padre, que estaba en otra habitación, acudió al dormitorio en el que sucedieron los hechos y descubrió lo sucedido.

Durante el interrogatorio del procesado, celebrado esta tarde, el fiscal ha hecho especial hincapié en la razón por la que, una vez producida la herida mortal, el padre no pidió ayuda para su hijo.

"Tenía usted un teléfono móvil, su hijo estaba herido. ¿No se le ocurrió llamar a urgencias, gritar, pedir auxilio, hacer algo para tratar de salvar desesperadamente su vida?" ha cuestionado el representante del Ministerio Público.

"No he entendido la pregunta", ha sido la respuesta del inculpado, quien, tras una nueva pregunta del fiscal en el mismo sentido se ha justificado diciendo que estaba "en estado de shock".

"No sabía ni lo que estaba pasando, mi hijo se me estaba desangrando en brazos", ha alegado el hombre, cuyas frases más repetidas durante el interrogatorio han sido: "no me acuerdo" y "no lo visualizo".

De hecho, una de las primeras respuestas que ha facilitado al inicio de su declaración ha sido: "Después de tantos años he ido a peor, he perdido bastante memoria", en lo que ha supuesto un avance de lo que vendría en las varias horas de interrogatorio al que ha sido sometido por las partes, durante las que se han producido algunos momentos especialmente emotivos, como cuando el hombre ha pedido que no se le exhibiera una foto del niño ya fallecido.

"No se olviden de que era mi hijo, no es un objeto. ¿Me entienden? Habla todo el mundo -con todos mis respetos- como si fuera una botella, y es mi hijo. Para mí es, hoy en día, como si se hubiera muerto ayer", ha dicho visiblemente compungido el procesado en otro momento de su declaración, que ha estado llena de vaguedades, lagunas e imprecisiones.

Preguntado sobre las autolesiones que se provocó con el mismo cuchillo que causó la muerte del niño y con una navaja más pequeña ha dicho que quiso morirse con su hijo, motivo por el que luego se dirigió hacia unas rocas del monte Igeldo con intención de tirarse al mar, aunque no lo hizo y permaneció deambulando por esa zona hasta que seis días después se entregó a la Ertzaintza.

Cuestionado sobre por qué finalmente no acabó con su vida, el hombre ha respondido: "¿Si yo lo supiera?" "No lo sé ni yo", ha recalcado.

"¿No es cierto que usted fue a la habitación y con el cuchillo en la mano se lo clavó al niño?, ha sido la pregunta más dura que se le ha formulado. "Por favor, que no estaba yo en esa habitación estoy repitiendo. Y a parte, ahora mismo no lo visualizo, tengo imágenes que no puedo ver, ni pensar", ha respondido entre sollozos el hombre.

Esta previsto que el juicio continúe mañana con la declaración de varios testigos, entre ellos dos agentes de la Ertzaintza.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?