Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 20 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Piden 36 años de cárcel a un mariñano por abusar de sus hijas menores y distribuir material pornográfico de éstas

El letrado de la defensa apunta que las imágenes son muy contundentes y gráficas

El acusado, entrando a declarar /

Es la sección segunda de la Audiencia Provincial de Lugo la que sigue el juicio, a puerta cerrada, contra el acusado de abusar de sus hijas menores de edad, de cuatro y cinco años, y de distribuir material pornográfico de las niñas, por lo que pide la acusación particular, que representa a la madre, 36 años de prisión, 24 por los abusos y 12 por la distribución, y 33 años solicita la fiscalía.

El abogado de P.S., que residía en Viveiro y se encuentra en la prisión de Teixeiro (A Coruña) desde 2015 en que fue detenido, requiere la libre absolución para lo que pedirá que se anule la prueba de las fotos y vídeos en el juicio que arrancaba en la mañana de este jueves.

El letrado de la madre, Gerardo Pardo de Vera, ha asegurado que este comportamiento “pone de manifiesto lo abyecto y perverso a lo que puede llegar un hombre en la relación con sus propias hijas menores de edad”.

En cuanto al estado de la madre ha acreditado que “está mal, está siguiendo tratamiento y lo que es esperable en estas circunstancia, intentando superar la situación, y muy pendiente de sus hijas que ya muestran secuelas y un daño potencial que desde el punto de vista psicológico forense se producirá para el desarrollo de su personalidad”.

El abogado de la acusación particular ha concretado que solicita “24 años de prisión por dos delitos continuados de abusos sexuales muy agravados y además utilización de menores para elaboración de material pedófilo que suman otros doce años más”. “Esperamos una condena contundente, acorde con los hechos”, ha señalado.

Pardo de Vera precisó que “las circunstancias de los abusos y de las grabaciones se produjeron en el propio domicilio del acusado supuestamente, y desde allí se enviaron las imágenes y las fotografías al chat pedófilo en el que participaba el acusado”.

En torno a un año “puede ser” que se repitieron esos abusos, en que también “utilizaba a las hijas” de corta edad, cuatro y cinco años, “y la verdad es que las pruebas son muy contundentes y muy claras, muy gráficas por desgracia”, ponderaba.

El procesado, que tiene tres hijos, dos de ellas niñas, contaba con antecedentes pedófilos que “consistían en la utilización en Internet, difusión de imágenes, pero un antecedente que ya estaba cancelado”. Y es que P.S. fue condenado a tres años, en dos mil tres, por tenencia de material pornográfico que excusó porque dada su condición de periodista se encontraba elaborando un libro sobre el tema.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?