Martes, 19 de Enero de 2021

Otras localidades

Los otros “agujeros negros” de la M-30

El Gobierno de Gallardón malgastó 11 millones de euros en una decena de proyectos nunca realizados, según la documentación examinada por el grupo socialista

Los otros “agujeros negros” de la M-30

Ayuntamiento de Madrid

El arranque de la comisión no permanente de investigación sobre la empresa de gestión mixta Madrid Calle 30 está sirviendo para sacar a la luz algunas de las irregularidades cometidas por el equipo de Alberto Ruiz-Gallardón durante las obras de remodelación de esta autovía.

Rebuscando en la abundante documentación de aquella época, el grupo municipal socialista se ha encontrado con que, además de las modificaciones al alza del presupuesto y de los sobrecostes, también aparecen numerosos proyectos que fueron encargados y pagados por el Gobierno del PP, pero no realizados. El importe de esa especie de "M-30 virtual", nunca realizada, les costó a los madrileños, al menos, otros 11 millones de euros.

“Es la constatación de que en Calle 30 el Partido Popular no solo hizo una nefasta gestión para el futuro de las arcas municipales, sino que malgastó el dinero al contratar y pagar 11 millones de euros para una M-30 virtual con proyectos que jamás se han hecho”, explica Mercedes González, portavoz de Urbanismo y Vivienda del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid.

11 millones de euros desperdiciados, que solo sirvieron para engordar la cuenta de resultados de media docena de empresas consultoras como Euroestudios, Typsa, Iberinsa, Inocsa, Esteyco, Aepo o Ginprosa.

Transcurridos 10 años desde su terminación, la reforma de la M-30 evidencia que aquella inversión multimillonaria también tuvo sus “agujeros negros”. Fundamentalmente porque las dudas sobre las soluciones que se iban a adoptar en determinados tramos, llevó al Ayuntamiento a encargar proyectos de construcción alternativos, en lugar de hacer un estudio previo y seleccionar luego un único proyecto que sería el que se ejecutaría.

“Gallardón tiraba con pólvora del rey, es decir, con dinero que no era suyo. Lo que está claro es que Calle 30 fue un acuerdo entre la derecha económica y la derecha política y su gran proyecto electoral, su proyecto para Madrid era este pero se sabía desde la campaña electoral. Las empresas sabía que iba a hacer esta obra y posteriormente cuando llegaron empezaron a hacer el proyecto sobre la marcha, por eso el coste se dispara de esa manera tan exorbitada”, añade la edil socialista.

Es el caso, por ejemplo, de la firma de ingeniería Inocsa. En 2003 fue adjudicataria de la redacción de dos proyectos -el soterramiento de la N-V en el tramo hasta la conexión con la M-30 y la calle Sepúlveda y la remodelación de la M-30 entre la calle Sepúlveda hasta el Puente de Toledo- que nunca se llegaron a construir. Y así hay otra decena de proyectos que nunca vieron la luz, sin que se pueda descartar la aparición de otros más ya que el grupo socialista continúa revisando la documentación.

La comisión de investigación continuará 

Además de la sesión del pasado día 6 de junio, hay previstos otros dos bloques temáticos dentro de la comisión de investigación: el próximo 4 de julio (desarrollo societario, reequilibrios económicos, la constitución de la empresa mixta, las repercusiones económicas para las arcas públicas); y el 12 de septiembre (mantenimiento, explotación, el contrato modificado de 2007 o las facturas).

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?