Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 14 de Octubre de 2019

Otras localidades

Avalmadrid vendió deuda de emprendedores a empresas de recobro

La Fiscalía ha admitido a trámite la denuncia de una afectada contra la sociedad, participada en un 28% por la Comunidad

Sede de Avalmadrid en la calle de Jorge Juan de la capital. /

Avalmadrid, la sociedad de capital mixto que ayuda a pymes y autónomos a obtener financiación, ha vendido deuda de los emprendedores a empresas de recobro. La Fiscalía especial contra la corrupción y la criminalidad organizada admitió el pasado 5 de mayo la denuncia de una afectada, Ascensión Lucha, por la deuda que contrajo con la empresa, de la que la Comunidad de Madrid tiene una participación del 28%. Lucha no descarta llegar a Estrasburgo.

El periplo de la afectada comenzó en 2008, cuando se vio obligada a cerrar la tienda de muebles que había abierto un año antes gracias al préstamo de 47.000 euros de Avalmadrid. Lucha trató de negociar con Avalmadrid la refinanciación de la deuda y lo hizo hasta con tres gestores distintos, aunque no consiguió un acuerdo. Ni siquiera consiguió reunirse con ellos. "Les propuse entregarles la casa que tenía en Talavera de la Reina para que la vendieran pero me contestaron que ellos [Avalmadrid] no eran una inmobiliaria", explica Lucha. A finales de 2008, Avalmadrid la denunció por impago.

"he tenido que vivir escondida"

Ascensión Lucha, asegura que durante todo este tiempo ha tenido que vivir "escondida", dedicada "a eso que el señor Rajoy no quiere que hagamos ninguno de los españoles, la economía sumergida". Sin cuentas, sin propiedades y sin poder cotizar a la seguridad social, lamenta que durante este tiempo no haya podido solicitar ayuda. "Tengo una carrera universitaria y durante todo este tiempo me he dedicado a limpiar perreras, casas y naves pero lo hago para ganarme la vida porque ahora tengo una hija de 15 años". Ascensión es madre soltera y desde hace dos meses ha decidido dejar de hacer trabajos esporádicos. "Cuando ya me cansé de todo eso empecé a trabajar. Llevo dos meses con contrato y sé que me van a embargar la nómina pero tengo que cotizar", cuenta.

Ascensión insiste en que su intención siempre ha sido pagar sus deudas. "Es importante recalcar que mi empresa la cerré sin deudas ni con Hacienda ni con la Seguridad Social", afirma la afectada. "Yo debo 32.000 euros a los madrileños. No se lo debo ni a Avalmadrid ni a Cobralia y no creo que a los madrileños les importe que les vaya pagando poquito a poco", sentencia.

Ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo, en 2009 decidió ponerse en contacto con sus superiores. Remitió un burofax a Esperanza Aguirre, entonces presidenta de la Comunidad; al presidente de la empresa mixta, José Manuel Santos Suárez; y al entonces presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Nunca le contestaron. Tras varios cambios de abogados de oficio, Lucha recibió a principios de 2013 una carta de Cobralia, una empresa de servicios integrales de recuperación, que asumía tanto la deuda como la denuncia de Avalmadrid. El traspaso de la deuda es legal, según reconoce la propia Lucha, que sí denuncia haber recibido amenazas por parte de la compañía. Al principio le exigieron "una cantidad" para empezar a negociar los plazos de su deuda.

A principios de 2015 la empresa, a través de un gestor, le ofreció la posibilidad de pagar 150 euros mensuales como señal de "voluntad de pago", según explica Lucha. Ella accede y entre 2015 y 2016 abona cada mes esa cantidad. Al finalizar ese periodo y, según su versión, Cobralia le exige de nuevo una cantidad fija que Lucha no puede pagar. En febrero de este año le propusieron un nuevo pacto: pagar 300 euros al mes hasta 2026 para retirar la demanda. Sin embargo, su abogada le recomendó que no lo firmara, porque durante ese tiempo le podían "seguir embargando".

"Es una práctica habitual"

En el caso de Ascensión Lucha, la empresa participada por la Comunidad desmiente la versión de la afectada. Asegura que Lucha no contactó con Avalmadrid hasta diciembre de 2009 y que entonces se negó a firmar cualquier tipo de acuerdo. La empresa dice que siguió los "trámites habituales" en las reclamaciones judiciales. Sin embargo, sí reconoce que en junio de 2012 se "extingue toda relación contractual entre la clienta y Avalmadrid".

Desde Avalmadrid afirman que es habitual contar con profesionales en el ámbito jurídico para reclamar las deudas. Esas mismas fuentes aseguran la sociedad mixta "viene trabajando históricamente" con varios despachos de abogados para gestionar las operaciones impagadas. Añaden, sin embargo, que desde finales de 2016 "todos los nuevos asuntos de vía judicial" han sido gestionados por abogados internos para reforzar el modelo y optimizar las labores de Avalmadrid.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?