Miércoles, 03 de Junio de 2020

Otras localidades

La ballena azul: una moda que te quita la vida

La reflexión de Ana Díez, médico de familia

“Cuando el diablo no tiene qué hacer, con el rabo espanta las moscas”. Así decía mi abuela y así dice un refrán español. Y, a veces, era mejor que nos distrajéramos espantando moscas.

En los últimos tiempos se ha puesto de moda un entretenimiento o juego, no sé bien cómo llamarlo, conocido como La Ballena Azul. Lo explico para quien no lo conozca.

El jueguecito en cuestión tiene su origen en Rusia y se le ha puesto ese nombre por comparación con la decisión de las ballenas de encallar en las playas para morir. Consiste en ir superando, a lo largo de 50 días, una prueba diaria que una persona va recibiendo a través de WhatsApp, de Facebook o de cualquier otra red social. Además, esa persona también es amenazada si no sigue las indicaciones. El inocente que accede a realizar estas pruebas es casi siempre un niño, un adolescente o un joven. Las pruebas tienen que hacerse a las 4:20 de la madrugada. Se inician con cortes que han de practicarse en los brazos u otras partes del cuerpo; posteriormente, tienen que ver vídeos de terror también de madrugada y se van complicando hasta que llega la definitiva: tirarse desde una gran altura sin ninguna protección, con lo que el “jugador” acaba ganando la prueba, pero tristemente, perdiendo la vida.

Alguien con capacidad para razonar y que no haya perdido el sentido considerará este juego un total sinsentido. Y lo es. Pero, a pesar de esto, se ha extendido rápidamente por todo el mundo.

Vamos con otro ejemplo: a una persona, habitualmente también un adolescente o un joven, le ofrecen beber alcohol hasta que ya no puede más. El joven acepta y empieza a beber hasta llegar al coma etílico, que en ocasiones le provoca la muerte. Y, si no es el alcohol, pueden ser otras drogas o cualquier sustancia que altere la consciencia gravemente. Teniendo en cuenta que cuando uno está inconsciente es incapaz de disfrutar de la supuesta diversión, cabe pensar que los únicos que se divierten a su costa son los que lo han metido en esa situación.

Para más inri, estas actividades son grabadas con el teléfono y difundidas por las redes sociales, con lo que aumenta considerablemente la gravedad de la situación, con graves consecuencias físicas, psíquicas e incluso profesionales.

No sé si esto se hace por evadirse de los problemas que acarrea la falta de trabajo, o justamente por todo lo contrario, es decir, porque se tenga todo resuelto y para superar el aburrimiento se lancen a hacer cosas extrañas. Lo que sí sé es que no todo se puede justificar por la inmadurez propia de la edad.

Porque, afortunadamente, también han partido de los jóvenes algunas respuestas contra esta sarta de insensateces. En concreto, en Brasil ha surgido otro juego conocido como La Ballena Rosa. Este juego también consta de 50 pruebas que intentan demostrar el lado positivo de la vida. En este caso, han de intentar hacer un amigo nuevo, compartir una lista de canciones, un libro o ayudar a alguien que haya sufrido acoso. Y la última prueba es salvar una vida ayudando a una persona necesitada o a un animal.

Desde luego, yo me quedo con estas últimas iniciativas originales y positivas. Nos harán a todos mucho más felices.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?