Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 28 de Febrero de 2020

Otras localidades

Madrid estrena 32 km de vías ciclables

A esta iniciativa Ayuntamiento de Madrid le suma la creación de carriles ciclistas en el margen izquierdo de Madrid Río

Hoy se inauguran los 32 kilómetros de vías ciclables por Madrid. Pero además esta semana hemos conocido que el Ayuntamiento de Madrid va a sacar a las bicicletas deportivas de Madrid Rio creando unos carriles para este uso en el margen izquierdo del río.

El Ayuntamiento construirá 7 kilómetros de vías ciclables paralelas al margen izquierdo del río desde el Puente de los Franceses hasta la Plaza de Legazpi para facilitar la convivencia entre ciclistas y peatones en la zona. El tramo actual es un carril de 7 kilómetros donde habitualmente se causan problemas entre ciclistas y peatones. Esta nueva iniciativa pretende separar ciclistas de peatones gracias a la segregación de carriles.

La senda ciclable de Madrid Rio tiene una prioridad peatonal, pero la práctica no es esa. El ciclista ha "tomado" este espacio como un carril bici y, por velocidad y fuerza ha ido ocupando el centro del trazado expulsando a los peatones a los laterales. Tanto ha asumido que es su territorio, que incluso hace uso del timbre para que se aparten esos molestos peatones, muchos de ellos niños que juegan a la pelota

Carlos Blanco, Deteibols, asegura que este tramo es similar al Anillo Verde Ciclista, aunque su peculiaridad reside en que no hay separación de espacios. El problema, según Deteibols, reside en que en el modelo de Madrid Rio las bicis están haciendo a los peatones lo mismo que los coches le hacen a las bicis “Ese es el principal error, en vez de creerse un invitado, se cree el dueño” afirma el ciclista. “No sólo no se usurpa el espacio peatonal sino que se acaba haciendo dueño de su territorio. El ciclista está expulsando a los peatones de la misma manera que el coche expulso a los ciclistas de la calzada, por la fuerza” añade Deteibols.

Carlos Caparrós forma parte del colectivo de viandantes A Pie, cree que esta reforma de Madrid Rio podría provecharse para así hacer más permeable la movilidad, añadiendo pasos de cebra, eliminando barreras arquitectónicas.

Xavier Pifarré, de la Asociación Bicilineal asegura que uno de los inconvenientes es distinguir el uso de la bici ya que en su opinión la senda ciclable de Madrid Río es para un uso recreativo de la bicicleta. “Esa senda además es poco práctica, yo estoy contento con que se diseñe un itinerario ciclista por calzada más rápido y cómodo para el ciclista” finaliza Pifarré.

Las soluciones que plantean para los ciclistas implican que la bici circule por la calzada y en muchos casos estos proyectos suponen la reducción del número de carriles para la circulación del vehículo privado.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?