Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 25 de Mayo de 2020

Otras localidades

ALPINISMO >

El entorno de Zerain piensa que los alpinistas están a salvo en el Rupal

El alavés y el argentino Mariano Galván llevan sin comunicarse con Vitoria desde el 24 en el Nanga Parbat.

Arista del Mazeno en el Nanga Parbat pakistaní.

Arista del Mazeno en el Nanga Parbat pakistaní. / 2x14x8.000.

Alberto Zerain y Mariano Galván partieron hacia la arista del Mazeno del Nanga Parbat (8.126 mts) con la intención de progresar y realizar la primera repetición de la historia del alpinismo por esta ruta. Se trata de un reto muy grande dentro del himalayismo que ya intentó Zerain hace unos años. Una de las características de esta vía es que apenas tiene escapadas a los lados porque sólo hay precipicio. O sigues hacia la cima o regresas hasta el campo base. Existe la opción de subir al Mazeno Peak y bajar a un collado con salida tanto a la vertiente Diamir como a Rupal. De hecho, se piensa que los alpinistas pueden estar en ese segundo valle. Como iban en alpino, llevaban tiendas de campaña consigo y víveres para aguantar unos once días. Ya han transcurrido nueve desde su salida.

Desde el sábado 24 no hay noticias del alavés y del argentino por lo que la preocupación en su familia es evidente. Se especula (opción más lógica) con que se hayan terminado las baterías del teléfono satelital o incluso con que hayan perdido el aparato. La posibilidad de accidente (obviamente) tampoco se descarta por lo que se va a enviar un helicóptero de reconocimiento a la zona mañana mismo. Sí se sabe, por las últimas comunicaciones, que el mal tiempo los tenía parados en el campo 1, a unos 5.800 mts. durante varios días.

Si bajan al campo base de la ruta Mazeno aún tendrán que caminar hasta el de la vía Normal, sita en Diamir. El Nanga Parbat se ha convertido en una zona muy delicada ya que hay mucha presencia talibán en la región al ser casi frontera entre Afganistán y Pakistán. Por ello, las autoridades de Islamabad prefieren tener a todas las expediciones concentradas. Hay tres horas de diferencia (allí son más) y mañana por la mañana saldrá un helicóptero de Skardú para inspeccionar Rupal, arista y Diamir. La agencia de seguros se hace cargo del gasto y aceptará abonar unos 30.000 euros si es necesario. El permiso para volar, gestionado por la Embajada Española, ya ha sido concedido.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?