Lunes, 27 de Septiembre de 2021

Otras localidades

Etapa 21: Bratislava (Eslovaquia)

El cogollico, Haydn vuelve a Brno, si Mariano Medina levantara la cabeza…

Entrada principal del Circuito de Brno. De fondo, el rugir de las motos en pista.

Entrada principal del Circuito de Brno. De fondo, el rugir de las motos en pista. / Ramón Huarte

PARA ACCEDER A LAS ETAPAS ANTERIORES, PINCHA AQUÍ

EL COGOLLO DE EUROPA

Cruce de caminos. / Ramón Huarte

El que hizo las fronteras se esmeró, en esta zona de Europa. Saliendo de Varsovia, mi intención era entrar en la República Checa por Ostrava, siguiendo por Brno, pasar a Eslovaquia hacia Bratislava, y por el camino desviarme los diez kilómetros escasos a los que está Austria para pisar ese país y volver hacia Eslovaquia.

De hecho Bratislava, capital eslovaca, está enclavada a escasísimos kilómetros de la República Checa (65), de Austria (10), y de Hungría (20). Hoy he rodado por hasta cuatro países diferentes, enfilando la europa del sur. Así de fragmentado está el centro de Europa.

Como bien refleja el cartel, el cogollo de Europa. Tiene Vd. para elegir Chequia, Eslovaquia o Austria. / Ramón Huarte

AY, MARIANO MEDINA…

El mítico hombre del tiempo de los que hemos visto la tele en blanco y negro se hubiera agarrado un rebote tremendo. Vistos los antecedentes de dos días seguidos de tormentas en Varsovia, y dado que todas las previsiones para la zona de Bratislava, donde quería hacer noche hoy, daban intensísimos aguaceros, decido madrugar mucho, estar para las 6 en marcha, y de esa manera tener un buen colchón de tiempo para esperar a cubierto a que pase el temporal, o incluso para cuajar algún Plan B que me permita parar a dormir en otro sitio.

VIDEO: ASÍ DE DESATADAS HAN ESTADO LAS TORMENTAS EN VARSOVIA DURANTE MIS DOS DÍAS DE ESTANCIA

Las tormentas en Varsovia son de verdad

Pues bien, sin mayor novedad que el calor creciente (Hasta 28 grados registra el termómetro de la Triumph en algunos momentos) ha ido pasando la mañana, y con ella velozmente los kilómetros (Buenas autovías en todos los países por los que he circulado). Ya casi indignado por la ausencia de la lluvia y por las pocas intenciones que parecía tener de caer, me paro a unos 100 kilómetros de Bratislava a consultar en el móvil de nuevo las previsiones. Nada, persisten en anunciar grandes lluvias (Hasta 5 gotas en el símbolo) a las horas a las que debería ir llegando. Casi me siento aliviado, si no, ¡Para qué me he levantado a las cinco! Oteando el horizonte, sigo hasta llegar a Bratislava… ¡A las dos de la tarde! Con horas de adelanto sobre lo previsto, dado lo plácido del viaje, y con un sol de justicia. Cuando escribo esto, aún estoy esperando a que llueva. Tiemblo, eso sí, porque para los próximos días las previsiones anuncian sol por donde me voy a desplazar, e incluso casi 40 grados de temperatura por Serbia. Voy a recuperar de las maletas los forros térmicos y el impermeable. Aprisa, además.

RETORNO A BRNO

Ya había estado en Brno. Hará 9 años, para la boda de mi amigo Bernardo, que se casaba con una chica de ahí. Y, sin embargo, me hacía ilusión parar de nuevo, y he aprovechado para hacerlo.

VIDEO: LO QUE NO DIJE HACE 9 AÑOS EN BRNO Y HOY HE QUERIDO DECIR

Lo que hay que decir en Brno

Y es que durante esa visita no pasé por el célebre circuito de velocidad, escenario de tantas y tantas carreras de motos vistas desde muy pequeño por televisión. Uno de los circuitos de siempre, una de las catedrales.

Algo alejado de la ciudad, se accede al circuito a través de un espeso bosque y una estrecha carretera. Tras pasar un primer control con una caseta en la que no había nadie, llego a la puerta principal. Se oye el rugir de las motos haciendo tandas. Quizás particulares, quizás entrenamientos de algún campeonato. Un encargado de la puerta me mira perezoso parar la moto y bajar a hacer fotos. Me ignora. Me quito el casco con el adhesivo del 69 de Nicky Hayden y lo primero que hago es inmortalizar su número con el cartel del circuito. Una vez más, no sé cuantas habrán sido, pero muchas, Kentucky Kid ha brillado en Brno.

Una vez más, el dorsal 69 ha estado en brno. / Ramón Huarte

MOTO NUEVA

En Varsovia dejo un concesionario Triumph que me ha tratado muy bien. En las esperas se han desvivido por ofrecerme bebida y comida, lectura y entretenimiento. Han hecho muchos esfuerzos para comunicarse conmigo (Ha ayudado el rudimentario inglés mío y de ellos, nos hemos compenetrado), y me han aconsejado.

Les busco para seguirles en facebook y me encuentro esto en su muro. Qué majetes. / Ramón Huarte

Como contaba ayer, no tenía yo tiempo de esperar a que trajeran piezas cuya colocación era accesoria, como las manetas que tienen la punta rota. No importa. Sí que el hecho de que no tuvieran un arnés para la bolsa sobredepósito me obliga a tomar esta mañana la decisión de dejarla en Varsovia (Sujeta en el asiento del copiloto iba molestándome en la espalda y además al ir con bridas no puedo quitarla al llegar a destino). En previsión de eso, ayer compré una mochila ergonómica y paso las cosas ahí. Me hacen revisión de niveles y líquidos, y me ponen unos neumáticos Michelín Annakeen 2 parecidos en dibujo y características a los que llevaba. Además, al ir a recoger la moto me dicen que se han fijado en que los frenos tienen ya un desgaste. Me cambian las pastillas de los traseros, pero no tienen en ese momento pastillas para los delanteros. Me dicen que pueden aguantarme tranquilamente otros 3.000 kilómetros pero que no lo deje pasar. Me pongo en contacto con la Triumph de Atenas (2.300 kilómetros al sur) y se comprometen a tener piezas para cuendo llegue.

Pero de todo, el cambio más brutal se debe a que… ¡me han limpiado la moto! Aunque, según me dicen, para quitar los restos secos de barro ruso de las ruedas, han tenido que llevar la moto a un sitio especial de lavado. Apuesto lo que sea a que por más berenjenales en los que me meta, ya no va a estar tan sucia como ha llegado a estar.

Limpia, neumáticvos nuevos y sin bolsa sobredepósito. Así luce ya de cara al sur. / Ramón Huarte

P.D.

Este viaje no tiene patrocinadores, ni los he buscado. Sí que estoy muy orgulloso de llevar en mi moto los nombres de tres empresas que de una u otra manera, más allá de lo económico, tienen que ver con que yo esté haciendo esto. Se trata de España Rumbo al Sur, veterano y exitoso proyecto del aventurero navarro Telmo Aldaz. Se trata de Torosup, la escuela de Paddle Surf que mi amigo Carlos Toro tiene en Rincón De La Victoria, en Málaga. Y se trata de Zunzarren, la autoescuela/gestoría decana en Navarra, a la que debo algunos de los trámites necesarios en este viaje, y que también ha ejercido su función inspiradora. Y estoy muy agradecido a mi amigo diseñador Nacho (NAC) por alguna aportación gráfica, entre ellas el logotipo “Europa 4 esquinas” que identifica esta pajarada mía.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?