Domingo, 05 de Julio de 2020

Otras localidades

Javier Malla

‘Loco por cantar’

Algeciras no mereció siquiera de tu parte, Raphael, un “buenas noches, Algeciras” ni un “hasta siempre, Algeciras” el pasado viernes y lo cierto es que habría sido sencillo, muy sencillo

Firma Javier Malla, 'Loco por cantar'

Algeciras no mereció siquiera de tu parte, Raphael, un “buenas noches, Algeciras” ni un “hasta siempre, Algeciras” el pasado viernes y lo cierto es que habría sido sencillo, muy sencillo. Simplemente, habría servido un “buenas noches, Algeciras, sabéis que mi garganta se resiente pero me ha podido el orgullo por no faltar a nuestra cita”.

Así de simple, Raphael, con eso habría sido suficiente y se podrían haber pasado por alto tus gallos, los esfuerzos de la orquesta por taparte y el mal rato que pasamos todos los que te admiramos y estuvimos en Las Palomas.

Una estrella como tú no necesita que las cosas se hagan así. Todo es más sencillo, Raphael, tan simple como lo que hiciste ayer anunciando que aplazabas al 21 de diciembre el concierto que tenías previsto para este jueves en el Palacio de Deportes. ¿Lo ves?, ninguna complicación, ni nadie se te ha echado encima por tomar la decisión de respetar a Madrid.

A Madrid, querido artista, no se va si no es para seguir brillando como siempre lo has hecho. Pero, Algeciras, Algeciras es otra cosa… Te portaste en Las Palomas tal y como se portan los toreros en nuestra plaza, faena de aliño, billetes al saco y casa. Es lo que hay.

Y mira que habría sido fácil un “buenas noches”, un “hasta siempre”, un “estoy encantado de estar aquí con los algecireños” pero se te veía sufrir en el escenario. Tiraste de oficio todo lo que pudiste pero no transmitiste la felicidad que siempre ha desbordado tu sonrisa en el escenario.

Algeciras merece un respeto, Raphael, Algeciras merece que tú o alguien en tu nombre hubiera dicho un “lo siento”. Fíjate qué sencillo, “lo siento”, “siento no haber estado al cien por cien”. No oí a nadie en las gradas pidiendo la devolución de su dinero, ni siquiera se oyeron pitos, nada de nada. Simplemente aplausos, aplausos de admiración por tu carrera de un público algecireño que el pasado viernes estuvo muy por encima del artista.

Aquí tienes tu casa, Raphael. Algeciras siempre abrirá sus puertas para que los raphaelistas sigamos disfrutando de tu presencia. Mientras tanto, querido mito, un simple “buenas noches, Algeciras, estoy encantad o de estar aquí” será más que suficiente para confirmar que verdaderamente estás “LOCO POR CANTAR” .

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?