Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 17 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Super Mario Odyssey, impresiones con el fontanero en Switch

El próximo 29 de octubre llega al mercado la nueva aventura de Mario, y nosotros ya la hemos probado

Elegido mejor juego en la feria E3 de Los Ángeles, Mario ya prepara su desembarco en Nintendo Switch con Super Mario Odyssey. Llegará a las tiendas el 29 de octubre pero ya podemos contar qué es lo más nos ha gustado del siguiente capítulo del fontanero. Lo hemos podido probar en el evento Post- E3 organizado por Nintendo en Madrid junto a otros títulos que llegarán próximamente a su consola híbrida, y allí coincidimos con uno de los personajes más importantes de la industria: el presidente de Nintendo en Europa Satoru Shibata.

Lo primero que llama la atención de Super Mario Odyssey es su aroma a clásicos como Super Mario 64 y Sunshine. El juego es un plataformas, sí, pero también ofrece bastante libertad para la exploración y recompensas por buscar esos recovecos aparentemente invisibles o perdidos en el mapeado completamente tridimensional. Calificarlo de sandbox, como pretende Nintendo, parece excesivo (al menos en las dos fases que hemos podido probar); pero sí que se puede hablar de un importante componente de exploración que le aporta mucha riqueza y contenido. Si a ti también te gusta dar buenos rodeos alrededor del camino aparentemente principal para descubrir secretos y detalles, en Super Mario Odyssey los vamos a tener. El productor del título, Yoshiaki Koizumi, lo describe como “pequeños entornos que se abren como jardines japoneses” y el padre de Mario, Shigeru Miyamoto, cree que es una mezcla de habilidad plataformera y exploración. Probablemente nadie lo pueda catalogar mejor.

La gorra de Mario, más útil que nunca / SER Madrid Sur

La historia del nuevo Mario nos propone –de nuevo- rescatar a la princesa Peach de las garras del malvado Bowser. Esta vez van a casarse en un barco volador, así que tendremos que ser aquel que levanta la voz cuando dicen eso de “si alguien tiene algo en contra de este matrimonio, que hable ahora o calle para siempre”. Mario no va a hablar, o al menos no va a tener grandes diálogos, pero sí va a lanzar su gorra muy fuerte para impedir la boda. Nos moveremos de un mundo a otro en una especie de nave espacial alimentada con unas pequeñas lunas verdes, que funcionan a modo de monedas especiales.

Satoru Shibata, presidente de Nintendo Europa, durante el evento / SER Madrid Sur

Y es que la gorra de Mario es, prácticamente, un personaje en sí mismo. Tiene hasta nombre propio: ‘Cappy’. Ahora vamos a poder lanzarla para controlar enemigos, desde las pequeñas setas hasta las balas de cañón, pero también va a servirnos para activar trampolines y otros mecanismos. También se puede utilizar para atacar enemigos con un lanzamiento circular que podrá limpiar la pantalla fácilmente. La gorra conecta directamente con el control por movimiento de los mandos de Switch. Se podrá jugar con el controlador Pro, pero los Joy- Con parecen muy cómodos y se adaptan bien a los escasos comandos necesarios. Para lanzar la gorra simplemente tenemos que agitar el mando derecho y Mario la tirará hacia donde esté mirando; si queremos hacer el ataque circular, basta con girar los dos mandos a la vez en la misma dirección. Esto sumado a que solamente necesitaremos un botón para el salto (que puede ser triple) y un gatillo para hacer la clásica sentadilla desde el aire, lo hace todo bastante intuitivo, y en unos minutos ya nos hacemos con el control.

Mundos urbanos para explorar / SER Madrid Sur

Entrando más en detalle, pudimos probar dos mundos bien diferentes. Una zona desértica plagada de enemigos con mucha acción, donde los tres toques que soporta Mario antes de morir nos vienen muy bien para no regresar al checkpoint, y una ciudad de aspecto realista y estilo neoyorquino más enfocada a la exploración del entorno. Mario va a poder enfundarse diferentes vestimentas, que probablemente no tengan mero valor estético, y habrá ciertos personajes con los que interactuar. En un simpático guiño retro, este Super Mario Odyssey incluye zonas con juego en dos dimensiones, generalmente cuando entramos en las clásicas tuberías, donde recuperamos el aspecto y mecánicas de los 8 bits de NES. También tendrá juego cooperativo, pero hasta el momento Nintendo no ha desvelado más detalles sobre la aparición del hermanísimo Luigi. El juego apunta fantásticamente bien, pero habrá que esperar hasta el 29 de octubre para probar la versión definitiva de la nueva entrega del fontanero. Para amenizar la espera, hemos conversado con Víctor Junquera, relaciones públicas de Nintendo en España.

Fases en dos dimensiones, Super Mario retro en Odyssey / SER Madrid Sur

Pero como decía antes, en este evento Post- E3 de Nintendo pudimos probar más títulos que están por venir. Uno de los más esperados es la versión para Switch de FIFA18, que también pudimos probar pero no tomar imágenes. Ya sabemos que no utilizará el motor gráfico Frostbite y no tendrá modo historia, El Camino. El juego es mecánica FIFA por todos lados, y sólo llama la atención los limitados detalles de las caras de los jugadores. Esto en pantalla grande, probablemente en el modo portátil de Switch no se note, y seguramente tengamos una experiencia FIFA portátil totalmente aceptable. Splatoon 2, Mario + Rabbids Kingdom Battle, Pokken Torunament o Fire Emblem Warriors fueron otros de los títulos disponibles que también nos dejaron impresiones positivas, e incluso asistimos a una pequeña presentación sobre el próximo Metroid Samus Returns, que está en desarrollo para Nintendo 3DS por parte del estudio español Mercury Steam. Hasta aquí el SER Jugones de esta semana, pasadlo bien.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?