Domingo, 19 de Septiembre de 2021

Otras localidades

Etapa 24: Durres (Albania)

Días de sol y Creta, el taller social, chupinazo vigilado

Día 6 de julio, mediodía. Pañuelico a las puertas de Albania.

Día 6 de julio, mediodía. Pañuelico a las puertas de Albania. / Ramón Huarte

PARA ACCEDER A LAS ETAPAS ANTERIORES, PINCHA AQUÍ

HACIA EL OESTE

Subiendo por los Balcanes. Parada, Albania. / Ramón Huarte

Después del paréntesis de Creta, inicio la última fase del viaje, la búsqueda de la “cuarta esquina” del oeste. Regreso en ferry al continente. Tras pasar noche en barco, a primera hora de la mañana del 6 de julio, desde El Pireo, asciendo por el oeste griego y entro en Albania, en mi imaginario aún rebosante de mitología comunista, de reminiscencias de la “Corea del Norte” europea que fue.

"Welcome to Albania". Impensable para cualquier niño criado en la Guerra Fría. Cae un mito. / Ramón Huarte

Aunque ya nada es como recuerdo de mi infancia. El hecho de que sea de los países en los que no tengo roaming, cosa que no puede decirse de otros que pisaré como Bosnia, o Montenegro, hace que Albania baje muchos enteros como destino exótico dentro de este viaje.

EL TIEMPO RELATIVO

Tres días son poco tiempo para conocer Creta. Y, sin embargo, comparados con el ritmo que llevo desde hace un mes, devorando kilómetros, acumulando horas y fronteras, para mí han supuesto toda una temporada, en la que me da tiempo incluso a aburrirme, acostumbrado al frenesí pasajero.

Fortaleza otomana de Aptera, edificada sobre una previa veneciana, a su vez edificada sobre otra etc, etc... / Ramón Huarte

Mi intención, en todo caso, no era hacer una visita sistemática a la isla. Simplemente quería descansar, relajarme, recuperar el cuerpo, que va notando el cansancio. Así lo he hecho en largas sesiones de terraza en los cientos de restaurantes y bares de la animada zona de Agia Marina, volviendo a leer en formato electrónico (Todo lo que llevaba en papel murió con las humedades de las lluvias alemanas y rusas) “La batalla de Creta”, del siempre magnífico Antony Beevor.

Fair Play. En el cementerio alemán de Maleme, junto a las tumbas de los paracaidistas, y a pesar de lo cruento de los combates que mantuvieron en 1941, las coronas de los veteranos ingleses y de la Commonwealth en honor a sus enemigos. / Ramón Huarte

He ilustrado esa lectura con la visita a los cementerios alemán (En Maleme, cerca de cuyo aeródromo cayeron muchos de los paracaidistas en aquella operación sangrienta) y aliado, en la bahía de Suda, con todo un muestrario de bajas griegas y de la Commonwealth (Ingleses, australianos, neozelandeses).

Además, paseo por el puerto genovés de La Canea (Antigua Cidonia), o visito la escarpada fortaleza otomana construida en Aptera sobre las ruinas de murallas venecianas, tras la revolución cretense de 1.866.

Faro de La Canea, antigua Cidonia, en el puerto veneciano. / Ramón Huarte

Y, sin embargo, cuando más cerca me siento de Creta es cuando me veo obligado a meterme en el día a día de estos curiosos griegos, muy suyos.

EL TALLER SOCIAL

El lunes temprano me meto en el caos circulatorio de La Canea para acercarme a lo que Google dice que es concesionario Triumph en la isla. Por Atenas pasé el sábado por la tarde, así que no pude realizar allí las reparaciones que quedaron por hacer a la moto en Varsovia, de manera que me acerco a ver si hay suerte y tienen aquí piezas, tiempo e interés.

El “concesionario Triumph” es un pequeño taller como de pueblo, a cuya puerta se amontonan motos de todas las marcas y sobre todo muchos ciclomotores, la mayoría de ellos sin las coberturas plásticas, pura armazón, hierros y motor. Al lado, un escaparate donde se apelotonan algunas Triumph y motos nuevas y usadas de otras mil marcas.

Ahí cae el aceite. / Ramón Huarte

Me resulta difícil diferenciar quienes son los mecánicos, o encargados del taller, porque el local bulle de personas tomando café, hablando, fisgando las motos en reparación, riéndose… la verdad, veo pocas esperanzas de que se vayan a resolver allí mis problemas mecánicos.

Y, sin embargo, la escena es solo la muestra del ritmo, de la manera, de hacer las cosas. Pero las cosas “se hacen”, aunque sea a su peculiar estilo. Uno de los presentes se me acerca limpiándose las negras manos con un trapo y muy serio me pregunta qué quiero, en un inglés tan malo que me entiendo con él perfectamente. Él no tiene en el taller ni las pastillas de frenos delanteros que necesito, ni los brazos de los intermitentes delanteros. Pero eso ahí no parece ser problema. Llama a un chaval, le hace cuatro indicaciones y le manda en un destartalado ciclomotor a no sé dónde a conseguir las piezas. Me hace después señas de que me vaya a tomar algo por ahí y vuelva después. Y después de ese rato… estaban las piezas, y aunque a su ritmo, es decir, con tranquilidad, acaban puestos los frenos, los intermitentes (Además los led, los del modelo nuevo), cambiado el aceite, hecha la revisión oficial y sellado el libro de revisiones. Y a precios, he de decirlo, de risa comparados con otros lugares.

Lo curioso es que a la hora de recoger la moto, y a la vez que hablo con el mecánico, son varios los miembros de la parroquia que se acercan y me comentan cosas de España, de sus motos, de sus viajes, me invitan a tomar el típico café helado… veo que he sido la comidilla esa mañana, esa cretense mañana de sol, café y cigarrillos.

EL TOUR DEL PAÑUELO ROJO

No soy religioso, me gusta más bien la soledad, defiendo que no se haga sufrir a los toros ni a ningún otro bicho, y además, para mí sanfermines significa currar hasta en fin de semana, desde hace lustros. Con estos mimbres, comprenderéis que no me siento el pamplonés más sanferminero del mundo.

Y, sin embargo… sin embargo, me descubro, cerca ya de llegar a la frontera de Albania, a las doce del mediodía del día 6, tras una noche en ferry de las de dormir poco, deseando llegar a fin de etapa… parando en un arcén para ponerme el pañuelo rojo que (Irremediablemente) metí en el equipaje, casi con disimulo, antes de partir. Surrealista el momento de explicar a los policías de un coche patrulla que para a mi lado qué eran esas voces que estaba escuchando (La transmisión en streaming del chupinazo que como siempre bordan mis compañeros de la SER), y qué hacía con un pañuelo rojo.

VIDEO: LA MAGIA DE LA RADIO LLEVA EL CHUPINAZO A LAS INMEDIACIONES DE ALBANIA, O ESO TRATO DE EXPLICARLE A UN ALUCINADO POLICÍA GRIEGO QUE APARECE DE IMPROVISO

Chupinazo camino a Albania

Un gesto, un rito, el de ponerse el pañuelico, que desde pequeño me emocionaba, cuando lo ejecutaba el mítico equipo Reynolds en el tour, y después el Banesto, Illes Balears, y todas las estructuras herederas. Pañuelo al cuello, tomo renovados bríos y me siento el Induráin del viaje en moto.

Eso sí, tras casi quedarme dos veces sin mi preciado símbolo, por el aire con el que se debate, decido quitármelo del cuello y atarlo a la moto. Una cosa es el sentimentalismo por el que me dejo vencer ignominiosamente, y otra es andar constantemente tocando el cuello para comprobar que sigue estando ahí la tela roja.

Y la tela roja, el pañuelo, llega conmigo al puerto de Durres, donde duermo esta noche, a la espera de remontar mañana hacia el norte por los Balcanes.

P.D.

Este viaje no tiene patrocinadores, ni los he buscado. Sí que estoy muy orgulloso de llevar en mi moto los nombres de tres empresas que de una u otra manera, más allá de lo económico, tienen que ver con que yo esté haciendo esto. Se trata de España Rumbo al Sur, veterano y exitoso proyecto del aventurero navarro Telmo Aldaz. Se trata de Torosup, la escuela de Paddle Surf que mi amigo Carlos Toro tiene en Rincón De La Victoria, en Málaga. Y se trata de Zunzarren, la autoescuela/gestoría decana en Navarra, a la que debo algunos de los trámites necesarios en este viaje, y que también ha ejercido su función inspiradora. Y estoy muy agradecido a mi amigo diseñador Nacho (NAC) por alguna aportación gráfica, entre ellas el logotipo “Europa 4 esquinas” que identifica esta pajarada mía.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?