Lunes, 20 de Septiembre de 2021

Otras localidades

Divos Divinos

Frank Sinatra, la voz hecha música

Actor, bailarín y cantante, este artista convirtió su voz en su principal instrumento que ya forma parte de la banda sonora de nuestras vidas

Sinatra fue el primer fenómeno "fan" del siglo XX

Sinatra fue el primer fenómeno "fan" del siglo XX / Capitol Record

Si el verano pasado dediqué esta sección a mis Divas Divinas, es de justicia que en éste rinda homenaje a mis Divos Divinos. Intérpretes que han dejado una huella imborrable en la música del último siglo. Un olimpo que no se consigue en dos días, porque la eternidad se gana a lo largo de toda una vida. Un espacio que tengo que inaugurar con el genuino e irrepetible, aunque versionado hasta la saciedad, Frank Sinatra.

También conocido como “La Voz”, Sinatra hizo de ella su principal instrumento, amplificado y llevado a un primer plano musical, gracias al micrófono y a la gran capacidad interpretativa y expresiva, que caracterizó a este cantante y actor de Nueva Jersey aunque de origen italiano. Porque si algo supo hacer como nadie Sinatra fue contar una historia de la forma más expresiva posible, lo que le valió para tener una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood.

A lo largo de su carrera, Sinatra grabó más de 1.300 canciones y participó en más de cincuenta películas. Recibió multitud de premios y homenajes, entre los que destacan diez Grammys, el Premio de la Academia de Artes y Ciencias de la Grabación, y la Medalla de la Libertad de los Estados Unidos. Su repertorio se basó en la obra de los más importantes compositores populares estadounidenses, como Cole Porter o George Gershwin. Quizás esta fuera la clave de su popularidad, que llegó a ser inmensa y prácticamente constante a lo largo de toda su vida, aunque fueron especialmente exitosos los años 40 y 50, siendo esta década la de mayor calidad artística como cantante gracias a la compañía Capitol. Aunque tampoco le fue mal con su propia compañía Reprise en los años 60.

Como actor, Sinatra fue un artista de tipointuitivo, reacio a someterse a los ensayos y repeticiones habituales en una grabación, por lo que sus interpretaciones fueron emocionalmente intensas al tiempo que irregulares. Aunque su papel en 'De aquí a la eternidad' en 1953 fue vital para encumbrarse en lo más alto de la popularidad, alcanzando un Óscar al mejor actor secundario. Fue un hecho vital para él, que le ayuda a levantarse tras el fracaso de su segundo matrimonio.

Pero hablar de la vida sentimental de Sinatra merece un capítulo aparte, siempre marcada por su popularidad y sus dotes de seductor nato. Su primer matrimonio en 1939 con Nancy Barbato, con la que tuvo tres hijos, duró doce años a pesar de las permanentes infidelidades por parte de él. Hasta que llegó “El animal más bello”, es decir: Ava Gardner, que fue el gran amor de su vida, esta vez marcado por las infidelidades de ella y que acabó en ruptura y tres intentos de suicidio por parte de él. Una relación tormentosa definida por la pasión, el alcohol y las discusiones, digna de la meca del cine, de la que se recuperó gracias a Marilyn Monroe, quien se acababa de separarse de Joe DiMaggio y con la que convivió algunos meses. Pero la dependencia emocional de ella provocó el distanciamiento de Sinatra, quien en febrero de 1962 anunció su matrimonio con la joven actriz Juliet Prowse, aunque no se casó con ella sino con Mia Farrow en 1966. Un enlace que sólo duró dos años, hasta que se casó por cuarta y última vez con Barbara Marx (la ex mujer de Zepp Marx) en 1976.

Y es que el magnetismo de Frank era incuestionable. Uno de los hechos que contribuyó a la creación del mito fue cuando, un 30 de diciembre de 1942, el teatro Paramount de Nueva York se colapsó por la histeria colectiva de las espectadoras. Se armó tal revuelo que, desde entonces, Sinatra se convirtió en un fenómeno de quinceañeras, de las que tenía que escapar de las formas más inverosímiles. ¿Se imaginan dar esquinazo a 40.000 fanáticas en masa?

Hablamos del primer fenómeno “fan” del siglo XX, que provocó desmayos, suspiros, lágrimas y taquicardias, que nos dejó precisamente tras un ataque al corazón en 1998, a los 82 años. También de infarto fueron sus supuestas relaciones con la mafia, su incuestionable apoyo a la familia demócrata y su fortuna: que ascendió a 26 millones de dólares en 1991, según la revista Forbes. Aunque de Sinatra siempre nos quedará en la memoria su sombrero de ala, sus pícaros ojos azules y temas llenos de magnetismo como 'New York', 'Strangers in the night', 'Fly me to the moon', 'The lady is a tramp' o 'My way', entre una larga lista.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?