Lunes, 27 de Septiembre de 2021

Otras localidades

Etapa 27: Zaragoza

Cambio de planes, la curva Loews y la habitación del pánico

El mítico túnel bajo el hotel Fairmont, cuántas veces he visto esta imagen con los grandes ases de la Fórmula 1 como protagonistas.

El mítico túnel bajo el hotel Fairmont, cuántas veces he visto esta imagen con los grandes ases de la Fórmula 1 como protagonistas. / Ramón Huarte

PARA ACCEDER A LAS ANTERIORES ETAPAS, PINCHA AQUÍ

CAMBIO DE RUTA

En principio el plan inicial de “Las cuatro esquinas” contemplaba entrar en España por La Junquera, bajar por el mediterráneo hasta Tarifa, y de ahí subir por Portugal hasta Cabo Roca, en Lisboa, para de ahí ya volver a casa, a Navarra.

El cambio de planes: Directo a Lisboa. / Ramón Huarte

Sin embargo, sobre la marcha varío la ruta. El caso es que el viernes 14 he quedado con unos amigos en Málaga, idea de Carlos, el alma mater de Torosup, la escuela de Pádel Surf que me acompaña en el viaje, que es un liante y quiere que celebremos el éxito de la aventura. Eso supone necesariamente que la aventura haya tenido éxito, de manera que nada más entrar en España tuerzo por el Ebro hacia el interior, y en una panzada de más de 1.200 kilómetros, me llego hasta Zaragoza. La idea es desde allí ir hasta Lisboa, cabo Roca, para de allí bajar hasta Tarifa, completando así todos los retos de mi viaje, y llegarme a Málaga, donde ya celebrar a gusto, descansar el sábado y subirme tranquilamente para casa el domingo en una última etapa epílogo.

En resumen, que hago la península en sentido contrario a las agujas del reloj, al revés de cómo estaba previsto inicialmente.

GRAN PREMIO

Dada la kilometrada que me voy a meter, madrugo y antes de las seis estoy en marcha. Una de las cosas que marcan la diferencia entre la fase del norte de Europa y esta segunda del sur es que ahora a estas horas es todavía de noche o casi. En Escandinavia, en Rusia, o no se hacía de noche o para las cuatro ya había amanecido por completo.

En el norte a las cuatro era de día. Ahora, en el sur, el comienzo de las etapas es casi de noche. / Ramón Huarte

Desciendo hacia la frontera de Ventimiglia a través de los numerosos túneles por los que se hila la autopista. La costa ofrece numerosos nombres que hablan de glamour, como San remo, Cannes, Niza… o, sobre todo, Mónaco, con su capital Montecarlo.

Montecarlo desde las alturas de curvas reviradas que le rodean. / Ramón Huarte

Decido entrar en Montecarlo. No me atraen especialmente los yates, el lujo, los hoteles ni las tiendas… Mi maléfico plan, aprovechando que es un domingo a las siete y media de la mañana, y no creo que se madrugue mucho por aquí, es recorrer los míticos lugares que forman parte del mítico circuito en el que la capital del principado se convierte cuando llega la Fórmula 1: Mirabeau, Loews, el Túnel, la Chicane…

El Túnel, la curva Loews, y con asfalto mojado. Ya que se emula a los ídolos, se hace con todo riesgo. / Ramón Huarte

Con precaución porque acaba de caer una tormenta y el suelo está mojado, contengo la respiración a la vez que circulo por estos puntos. Y me doy cuenta de que podría hacerlo con los ojos cerrados, de tantas vueltas que he dado con los videojuegos a este recorrido, de tantas vueltas que he seguido a los coches en las transmisiones televisivas.

GP de Mónaco

DE VUELTA

La etapa es muy larga, una vez decidió llegar hasta Zaragoza, pero se desarrolla en las mejores condiciones: Buenas autopistas y autovías, cielos la mayor parte del tiempo nubosos, y temperaturas superando en pocas ocasiones los 30 grados.

A la entrada en España, salgo de la autopista para pasar por La Junquera y ver el ambientillo. Cruzo por diversas localidades del interior de Girona, hasta que cojo la autovía del nordeste, estupenda alternativa a la autopista, dirección Lleida, y de allí a Aragón, tierra de Bigas Luna y por tanto de sus recurrentes toros de Osborne en lomas y horizontes.

El toro de Osborne, la silueta que me recuerda que ruedo por la tierra de Bigas Luna. / Ramón Huarte

Me resultan tan familiares, pienso, como familiares les resultarán a noruegos, rusos o lituanos las peculiaridades de sus paisajes que a mí me resultaban sorprendentes y fotografiables.

Montecarlo, Niza, Cannes, están bien. Pero Aragón tiene a Caspe. / Ramón Huarte

LA HABITACIÓN DEL PÁNICO

En Zaragoza me he invitado graciosamente a dormir en casa de mis amigos Pablo y Paloma, padres de mis sobrinos adoptivos Matilda y Bernal. Ni Pablo ni los niños están en casa, pero sí Matilda y su padre Tim, que son los encargados de acogerme.

Paloma, mi anfitriona, posa de perfil para que no se vea el ojo hinchado por la picadura de un mosquito. / Ramón Huarte

La casa, en una urbanización, ha sido recientemente adquirida por ellos, todavía están casi ordenando todo lo del traslado. Solo han tenido unos meses, pobricos. En el jardín, un pequeño edificio cuadrado con ventanales. Le llamaron “La habitación del pánico” desde el principio, a saber por qué, y quedó llena de colchones, cajas y enseres. Yo ya había hecho notar que esa “habitación” me encantaba, que le veía grandes posibilidades.

La moo aparcada en el jardín, desde la "habitación del pánico", mi hotel de hoy. / Ramón Huarte

Bueno, pues cuando llegué yo estaba despejada y con posibilidad de ser mi alojamiento de la noche. Y así va a ser. Ahí duermo, y me sigue pareciendo una habitación maravillosa. Ha valido la pena autoinvitarme.

P.D.

Este viaje no tiene patrocinadores, ni los he buscado. Sí que estoy muy orgulloso de llevar en mi moto los nombres de tres empresas que de una u otra manera, más allá de lo económico, tienen que ver con que yo esté haciendo esto. Se trata de España Rumbo al Sur, veterano y exitoso proyecto del aventurero navarro Telmo Aldaz. Se trata de Torosup, la escuela de Paddle Surf que mi amigo Carlos Toro tiene en Rincón De La Victoria, en Málaga. Y se trata de Zunzarren, la autoescuela/gestoría decana en Navarra, a la que debo algunos de los trámites necesarios en este viaje, y que también ha ejercido su función inspiradora. Y estoy muy agradecido a mi amigo diseñador Nacho (NAC) por alguna aportación gráfica, entre ellas el logotipo “Europa 4 esquinas” que identifica esta pajarada mía.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?