Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 22 de Febrero de 2020

Otras localidades

Una década para todos los gustos

De Manolo Escobar a Esteso o Miguel Ríos, continuamos el repaso nostálgico a los discos protagonistas de películas y guateques

Miguel Ríos fue uno de los pioneros del rock en nuestro país que nos descubrió nuevas músicas /

No han tenido infancia si no han cantado, de una u otra forma, las canciones de Los Payasos de la Tele. Gaby, Fofó y Miliki, y después Fofito, Milikito o Rody en las versiones más modernas, construyeron algo tan grande que desde los años 40 hasta hoy han formado parte de la vida de millones de niños de España e Hispanoamérica. También de esa vida formaba parte otro gran artista: Manolo Escobar.

El ‘Porompompero’ fue la primera gran canción del andaluz a principios de los 60. No será la última vez que escuchemos a Escobar en esta sección, ya aviso. Y es que el legado que nos dejó es inigualable, con el retrato que hizo de una sociedad en sus canciones y en sus películas. Otro que fue una estrella de la canción y de las pantallas fue Julio Iglesias, que empezó a cimentar sus record Guinnes (el que más ha vendido en más lenguas y el artista latino que más lo ha hecho) con el tema‘La vida sigue igual’.

Él no quería cantar, solo componer para pasar el rato tras su retirada del Real Madrid por lesión. Pero luego no le fue nada mal, la verdad. Con este tema, por cierto, ganó el festival de Benidorm de 1968, el mismo que seis años después conseguía Juan Erasmo Mochi, que también tuvo grandes éxitos a uno y otro lado del océano como ‘Qué hay en tu mirada’.

Mochi tuvo éxito como intérprete pero también como compositor. Hizo canciones para él, pero también para el propio Julio Iglesias, para Nino Bravo o para Mari Trini. Esta última nos dejó no pocos temas para la nostalgia en aquella época, alguno tan reivindicativo del papel de la mujer como ‘Yo no soy esa’.

La actitud de Mari Trini era poderosa en los discos. Y eso, en una época en la que el feminismo era una extravagancia extranjera, era ya un logro. No había muchos ejemplos de letras de mujeres que pusieran en evidencia esta situación, pero quizás una de las que más hizo por ello, más por el estribillo que por el resto del tema, fue ‘Soy rebelde’, de la británica Jeanette.

Jeanette nació en Londres, de un vientre tinerfeño y con un padre belga de ascendencia maltesa que había visto la luz por vez primera en el Congo Belga. Y en aquella época toda esa mezcolanza nos parecía la mar de exótica a los españoles, que gustábamos de oír una canción en español con acento foráneo. Le pasó también, entre muchos ejemplos, a los Pop Tops, con Phil Trim, natural de Trinidad y Tobago, a la cabeza.

El ‘Mamy Blue’tuvo un éxito internacional y suponía toda una inyección del desconocido soul a la escena española. El grupo curiosamente se nutrió del algún músico que ya tenía experiencia con otro extranjero que eligió España como el mejor lugar para desarrollar su carrera. En este caso venía de Holanda y se llamaba Tony Ronald.

La canción ‘Help’ se escribió originalmente en inglés, pero se tradujo al castellano para convertirla en uno de los grandes éxitos de 1971. Pero más allá de hacer dobles versiones de un mismo tema, lo que se llevaba mucho en aquel entonces, seguro que lo recuerdan, es presentarnos temas que eran muy conocidos en el mundo anglosajón pero con una transformación al castellano. Ni los Beatles se libraron.

El grupo de Los Mustang se especializó en versionar la discografía de los de Liverpool pero en español. Una forma de introducir el rock and roll en nuestra sociedad, todavía un poco cerrada. La versión del ‘Submarino amarillo’ servía de paso para animar más de un guateque, y en esa especialidad tenemos cientos de temas, como el que quizás es el más evidente: ‘Saca el güisky Cheli’.

El nombre del grupo que en 1975 publicaba esta joya no dejaba lugar a ninguna duda: Desmadre 75. Claro que si hablamos de desmadre, uno de los maestros entonces, después y ahora ha sido Fernando Esteso. Conjugando su carrera cinematográfica del destape con su trabajo musical, el zaragozano ha interpretado himnos que se han cantado desde tiempos inmemoriales en los pueblos… y en zonas no tan rurales. ‘La Ramona’ es uno de esos grandes temas intelectuales de la década.

Lo de dedicar canciones con nombre de mujer era muy común en aquel entonces. Es verdad que dedicar ‘La Ramona’ le podía costar a uno un disgusto, pero la mayoría de temas con nombre femenino eran entrañables. Y más si los cantaba la imponente voz de Lorenzo Santamaría en ‘Rosy’.

Quién iba a decir que el artista que cantaba esto era el mismo que, siendo miembro del grupo Z-66, había compartido escenario con Jimi Hendrix en las únicas actuaciones del guitarrista en España, en una sala de Mallorca con tantas mujeres suecas a su alrededor como pedales para su instrumento. Al que le habría encantado ese momento es uno de los grandes del rock español:Miguel ‘Mike’ Ríos.

Pero llegamos al final de este repaso nostálgico y debemos hacerlo con uno de los grupos que mejor representó aquella época, Fórmula V, que apareció en nuestras vidas en 1969 con el single ‘Tengo tu amor’, primer éxito de la banda del cantante Paco Pastor que no era sino el preludio de una década llena de temas memorables.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?