Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 22 de Febrero de 2020

Otras localidades

Amenazan con pintadas a la presidenta de la Asociación de Restaurantes del Bierzo

El investigado es el propietario de la finca Jardín de Vikera, que ha reconocido los hechos por los que se le acusa, entre otros, llenar de mensajes insultantes el rellano de la escalera del domicilio de la víctima

Imagen el rellano de la afectada /

El juzgado número dos de Ponferrada ha dejado en libertad con cargos al propietario del negocio Jardín de Vikera, R.P.B, después de que éste haya reconocido ser el autor de una serie de pintadas insultantes y amenazantes que realizó en el rellano y en la puerta de la vivienda de la presidenta de la Asociación de Restaurantes del Bierzo, unas pintadas con las que había conseguido atemorizarla a ella y a su hijo.

Recordarán que este empresario, que se dedica a la organización de eventos y banquetes, presentó un contencioso administrativo contra el ayuntamiento de Ponferrada con el que intentó paralizar la orden de cierre de su establecimiento por carecer de licencia, al estar en suelo rústico. En ese procedimiento incluyó como codemandada a la Asociación de Restaurantes del Bierzo, a cuya presidenta considera, según su abogado, culpable de que el consistorio no le otorgue el permiso.

La resolución que le impide mantener abierto Jardín de Vikera y la denegación del TSJ a la apelación que hizo de la sentencia del contencioso, ha llevado a R.P.B. a realizar una serie de actos presuntamente delictivos que se convertirán en una demanda vía penal contra él por daños, injurias, amenazas, y un cuarto delito de simulación, puesto que también acudió al trabajo de Ángela Figuero haciéndose pasar por policía y asegurando que tenía que llevársela a comisaría, aunque en ese momento ella no estaba, según explica el letrado Manuel Casero, encargado de la defensa de Ángela Figuero.

Una diana y numerosas pintadas, con mensajes tan denigrantes como “que todo el mundo sepa que eres una zorra”, son parte de las pruebas que se presentarán en el momento en el que el juzgado decida sobre este asunto que ha tomado un rumbo penal en base, dice Manuel Casero a que el propietario del Jardín de Vikera dice estar convencido de que "la víctima de sus pintadas tiene la culpa de que su negocio tenga que dejar la actividad hasta tener la licencia".

Dice Casero que en estos momentos su establecimiento sigue abierto a pesar de que ha sido clausurado y precintado por la policía municipal de Ponferrada.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?