Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 18 de Octubre de 2019

Otras localidades

2.700 euros de multa al dueño de un perro de raza peligrosa que mató a otro

La agresión se produjo cuando ambos animales paseaban

Imágen de un perro de raza American Stafford. / ()

El dueño de un perro American Stafford, una de las consideradas como razas potencialmente peligrosas, ha sido sancionado con 2.700 euros de multa tras haber matado su perro a otro cuando paseaban por la ciudad, según ha contado a SER Madrid Sur, Alfredo Martínez, agente del Equipo Antón de la Policía Local de Fuenlabrada.

Según indica, el animal iba sin bozal y el dueño no tenía licencia para la tenencia de este tipo de perros. No obstante, Martínez asegura que “no es cuestión de victimizar razas, sino de ejemplares más fuertes y otros más débiles”, como fue el caso, ya que el perro agredido era un Yorkshire y aunque ambos paseaban atados, la del American Stafford provocó graves heridas al perro pequeño, que falleció en la clínica veterinaria donde le atendieron. Hay que tener en cuenta que hablamos de "unos 25 kilos frente a unos 5 o 6, que puede pesar un Yorkshier”.

Ahora, explica el agente, tras el perceptivo control antirrábico al animal, el perro  está en aislamiento en su casa unos 14 días y después será la veterinaria municipal la encargada de determinar qué se hace con él, aunque reconoce que rara vez se sacrifica al animal, y además,  parece ser un comportamiento puntual de este perro.

Los agentes aplicaron al dueño del perro “las correspondientes sanciones por dos graves infracciones de la normativa vigente”. El hombre tendrá que abonar los costes de la responsabilidad civil por la muerte del otro perro.

Martínez recuerda que ya que los perros de razas potencialmente peligrosas tienen la obligación de llevar bozal,“ahora hay algunos bozales que son más cómodos para estos perros, sobre todo para el verano, ya que les permiten abrir la boca y sacar la lengua”.

En caso de pelea entre dos perros, el agente, aconseja coger a los animales por las patas traseras,“dejarlas en el aire e intentar que se suelten, nunca intentar separarles por otro sitio porque el perro “está nervioso y te puede morder”.

El Equipo Antón lleva un año funcionando en le Policía Local de Fuenlabrada para la defensa y protección de animales, actuando en casos donde se vulneran sus derechos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?