Últimas noticias Hemeroteca

, 11 de de 2019

Otras localidades

Renovaciones estancadas hasta el cierre de mercado

Las ampliaciones de contrato de Jonny, Radoja y Wass están paradas y los tres abren la puerta a su salida este verano

Las renovaciones de Wass, Radoja y Jonny están estancadas y no cierran la puerta a una posible salida del club. /

La gran temporada realizada por el Celta en el pasado curso ha
revalorizado el caché de los futbolistas que formaban parte el once de
gala. Esto ha aumentado el número de ofertas por jugadores celestes y,
al mismo tiempo, un crecimiento en las exigencias de los futbolistas a
los que el club vigués quiere renovar el contrato. En este contexto,
las diferencias entre lo que ofrece el Celta y lo que piden los
jugadores son bastante grandes por el momento.

La renovación más complicada en estos momentos es la de Daniel Wass,
que ya reconoció en sala de prensa que lleva cuatro meses sin noticias
del club. Después de 97 partidos oficiales en dos temporadas, el danés
considera que su rol de imprescindible en el terreno de juego le tiene
que convertir en uno de los futbolistas mejor pagados de la plantilla.
El centrocampista ha recibido propuestas que duplican su salario
actual. Mientras, el Celta no tiene intención de ponerlo a la altura
de los mejor pagados, por lo que las negociaciones están rotas. Por
este motivo, el club aceptaría ofertas por Wass por debajo de su
cláusula de rescisión (25 millones de euros) y por ahora ninguna
alcanza esa cifra. El jugador se mantiene a la espera y no vería con
malos ojos su salida.

Las diferencias en lo económico son todavía más importantes en el caso
de Radoja, uno de los futbolistas con peor ficha de la plantilla
(cerca de los 400.000 euros netos). El serbio entiende que debe, como
mínimo, duplicar su salario para renovar, cifra que la directiva
celeste no acepta. Por suerte para la entidad, ningún club importante
ha presentado una oferta por 10 millones de euros, el valor de su
cláusula.

Situación distinta es la de Jonny, que no valorará ninguna oferta del
club hasta que finalice el mercado de fichajes. El canterano está
dispuesto a hacer las maletas para jugar en un equipo que le permita
disputar la Champions League y pelear por títulos. Su salida la
dificulta el precio de su cláusula (18 millones), una cantidad muy
alta para un lateral.

Un caso distinto es el de Sergio, que desea ampliar su contrato pero
todavía no ha recibido ninguna llamada del club para sentarse a hablar
pese a que su contrato finaliza el próximo 30 de junio. El 'Gato de
Catoira' y su entorno están sorprendidos por la inacción de la
directiva pese a declarar en público que nada más iniciarse la
pretemporada comenzarían a tratar su renovación. Varios clubes han
preguntado por el futbolista, en especial un equipo londinense que
milita en la Premier League.

En muchas ocasiones, el club no ha aceptado las peticiones económicas
de los futbolistas alegando que pondría en peligro el tope salarial,
una respuesta sorprendente, ya que la pasada se destinaron 27,2
millones de euros en salarios de la primera plantilla, cuando el tope
del Celta era de 39,3 millones.

Temas relacionados

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?