Últimas noticias Hemeroteca

La prórroga de la AP4, posible compensación de la deuda del Estado con Abertis

El TS obliga al Gobienro a resarcir a la empresa por obras en la AP7 catalana

AP-4 /

Las relaciones entre el Estado y la concesionaria de autopistas Abertis se ha tensado en las últimas semanas tras la presentación de un recurso por el que la compañía reclama 1.621 millones por obras de mejora desarrolladas en la AP7 catalana. Ese acuerdo incluía una rebaja del precio del peaje y compromiso del Gobierno a cubrir las pérdidas si el aumento de tráfico no alcanzaba el precio esperado por la compañía.

El Tribunal Supremo reconoció que el gobierno debía por este concepto unos 1.490 millones a finales de 2016, pero la compañía no está satisfecha con esa valoración y ahora ha presentado una nueva demanda elevando la compensación hasta los 1.621 millones.

Este factor puede afectar a las intenciones del Gobierno, que ahora duda sobre el futuro de la autopista de pago AP4 Sevilla-Cádiz, cuya concesión finaliza en 2019

La versión del Gobierno, hasta ahora, pasaba por el compromiso de no renovación a partir de ese momento pero, ante la obligación del pago fijado por el Supremo y la imposibilidad de hacerlo en estas cuantías, los observadores económicos advierten que la vía más directa para solventar la deuda puede estar en la negociación de ampliación de las actuales prórrogas para satisfacer ingresos equivalentes a los fijados por el Supremo.

El consejero de Fomento, Felipe López, ha anunciado en la SER que ha pedido una reunión al ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, para abordar las reivindicaciones del Gobierno andaluz respecto al peaje de la AP-4. La Junta pide claridad y cree que la ambigüedad con la que se manifiesta el ministro esconde la intención de volver a conceder la gestión de la autopista para que haya de nuevo peaje entre Cádiz y Sevilla.

Aumento del tráfico

El tráfico de la AP-4, la autopista Sevilla-Cádiz, ha crecido en el pasado mes de abril un 16,9 por ciento respecto al mismo mes del año 2016. Se trata del mayor incremento interanual del tráfico medio en un mes de abril desde el año 2000.

Según los datos de tráfico facilitados por el Grupo Abertis al Ministerio de Fomento, en el cuarto mes de 2017 circularon por esta autopista de media al día más de 21.500 vehículos, lo que supone 3.123 vehículos más al día que en abril del pasado año.

Son cifras que confirman el incremento progresivo de la rentabilidad de la autopista para el Grupo Abertis tras los años de crisis económica, que tuvieron también su reflejo en el tráfico rodado por esta vía. En concreto, desde abril del año 2010 no circulaban tantos vehículos de media al día por la AP-4.

La concesión de la autopista de peaje Cádiz-Sevilla expira el 31 de diciembre de 2019. Ese año se habrán cumplido 50 años ininterrumpidos del peaje para viajar entre estas dos localidades por una autopista. Desde 1969 se han ido sucediendo distintas prórrogas de la concesión.

El debate sobre el peaje de la AP-4 se ha vuelto a intensificar esta semana tras la liberación de dos tramos de peaje de la autopista gallega AP-9 por parte del Gobierno. Una vez se conoció esta decisión del Gobierno, el PSOE-A anunció una ofensiva institucional para lograr la liberación del peaje de la AP-4 antes de 2020, mientras que el vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de la Presidencia, Administración Local y Memoria Democrática, Manuel Jiménez Barrios, declaró que la liberación de dos tramos de peaje de la AP-9 era el “enésimo agravio del Gobierno central con Andalucía”.

Jiménez Barrios ha pedido al Gobierno que “libere” del peaje la AP-4 y que “afronte algo que ya la Junta de Andalucía hizo”, en referencia a la liberación del primer tramo del peaje –entre Jerez de la Frontera y Cádiz- hace años. “Es justo que Andalucía sea correspondida con igual tratamiento a Galicia”, afirmó el vicepresidente del Gobierno andaluz.

Al hilo, el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha pedido a la Junta de Andalucía "que abandone la estrategia del victimismo y el agravio comparativo" con el peaje de la AP-4.

Sanz ha destacado que el Ministerio de Fomento tiene en marcha una inversión en las obras de desdoble de la carretera Nacional IV entre Dos Hermanas y Los Palacios y Villafranca, en la provincia de Sevilla, por 43,4 millones de euros.

Además, el delegado del Gobierno en Andalucía ha incidido en que el Ministerio de Fomento se ha comprometido a no renovar la concesión del peaje de la AP-4 cuando concluya en 2019,

“El Ministerio de Fomento ha manifestado que no contempla prorrogar los plazos concesionales de ninguna autopista de peaje en régimen de concesión administrativa", ha apuntado Sanz, quien añade que la previsión es que "cuando las concesiones lleguen a su término, reviertan a la Administración General del Estado".

La historia del peaje

El decreto franquista 1636/1969 dispuso la concesión de la autopista Sevilla-Cádiz durante 24 años, hasta julio de 1993. En 1977, con Adolfo Suárez (UCD) como presidente, el Gobierno aprobó incrementar el plazo de concesión de la autopista durante casi seis años, hasta 1999. La segunda prórroga de la concesión de la AP-4 la firmó el Gobierno presidido por Felipe González (PSOE) en 1986. El peaje se prolongaba hasta 2006.

La presión social evitó que el PSOE prorrogase de nuevo en 1995, pero dos años después el Gobierno presidido por José María Aznar (PP) prorrogó la concesión 13 años más, hasta 2019. En mayo de 2005, un acuerdo de la Junta con la concesionaria de la AP-4 liberó el peaje en el tramo Jerez-Cádiz, que entonces valía 1,05 euros.

La de Cádiz es la única provincia andaluza cuya conexión por una carretera de doble vía con la capital hispalense requiere del abono de un peaje.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?